Irán anuncia que convierte uranio en combustible
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Irán anuncia que convierte uranio en combustible

COMPARTIR

···
Mundo

Irán anuncia que convierte uranio en combustible

12/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Notimex
 
 
Dubái.- Irán reconoció que está convirtiendo parte de su uranio enriquecido de más alto grado en combustible para emplearlo en un reactor, una medida que podría evitar que una disputa con Occidente por su programa nuclear se convierta en una crisis a mediados del 2013.
 
 
La conversión es una forma en que Irán puede desacelerar el crecimiento de sus reservas de material que podría ser usado para fabricar una bomba. Actualmente se proyecta que esas reservas alcanzarán un nivel intolerable para Israel a mitad de año, mientras que el espacio para negociar de Irán está siendo limitado por una elección presidencial en junio.
 
 
El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Ramin Mehmanparast, fue consultado en una conferencia de prensa semanal sobre un informe de Reuters de que Irán ha convertido pequeñas cantidades de su uranio enriquecido en un 20% en combustible para reactores.
 
 
"Este trabajo se está desarrollando y sus reportes correspondientes han sido enviados a la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA) en su totalidad", respondió Mehmanparast, según fue citado por la agencia de noticias estatal IRNA.
 
 
Se trató del primer reconocimiento por parte de Irán de que aparentemente reanudó la conversión de pequeñas cantidades de uranio enriquecido a una concentración de material fisil de un 20% en combustible.
 
 
La producción por parte de Irán de ese uranio de mayor grado preocupa a las grandes potencias debido a que está a sólo un corto paso técnico de la pureza del 90% necesaria para fabricar un arma atómica.
 
 
Negociaciones intermitentes con las grandes potencias y 4 rondas de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU no han logrado persuadir a Irán a detener sus actividades de enriquecimiento y a la IAEA le ha sido negado el acceso total para investigar otros elementos sospechosos del programa nuclear.
 
 
Irán niega que esté buscando fabricar un arma y asegura que su programa nuclear sólo sirve propósitos como la producción de electricidad y de isótopos médicos.
 
 
Postura israelí
 
 
Sin embargo, Israel -que se cree ampliamente que es el único país de Oriente Medio que posee armas nucleares- ha indicado que las existencias de Irán alcanzarán en junio un nivel tal que considera que tendrá que atacar al país para impedir que adquiera el material fisil para construir una bomba.
 
 
Con elecciones presidenciales programadas para ese mes, el espacio de Teherán para hacer concesiones a potencias extranjeras es limitado.
 
 
La subsecretaria de Estado en funciones de Estados Unidos para control de armas y seguridad internacional, Rose Gottemoeller, intentó tranquilizar a Israel sobre la determinación del presidente Barack Obama a contener el programa nuclear iraní poco antes de una visita del mandatario a la región.
 
 
Irán evitó una crisis potencial en 2012 al convertir en combustible cerca de 100 kilos de su uranio enriquecido en un 20%, lo que sugirió a algunos que está manteniendo cuidadosamente el umbral por debajo a la "línea roja" establecida por Israel, mientras sigue avanzando en su tecnología nuclear.
 
 
Se cree que Teherán no ha enriquecido uranio más allá de un 20%. Es improbable que haya un panorama más claro hasta la publicación a fines de febrero de un nuevo reporte de la IAEA sobre la actividad nuclear iraní.
 
 
En forma separada, funcionarios de la IAEA sostendrán conversaciones en Teherán con la esperanza de reiniciar su estancada investigación sobre el programa nuclear iraní.
 
 
El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán dijo que el país está listo para alcanzar un "acuerdo amplio" con la IAEA si son reconocidos los derechos nucleares de Teherán.
 
 
Parte de ese acuerdo incluiría una visita al complejo militar de Parchin, ubicado al sudeste de Teherán, donde la IAEA cree que se han desarrollado pruebas con explosivos relevantes para el desarrollo de armas nucleares y que posteriormente han sido escondidas, afirmaciones que la República Islámica niega.
 
 
El martes, el jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán, Fereydoun Abbasi-Davani, criticó el manejo de documentos relacionados con Irán por parte de la IAEA, señalando la continua desconfianza entre la agencia y Teherán.