Investigaciones médicas de EU y Reino Unido contra COVID-19, bajo amenaza de ataques cibernéticos
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Investigaciones médicas de EU y Reino Unido contra COVID-19, bajo amenaza de ataques cibernéticos

COMPARTIR

···
menu-trigger

Investigaciones médicas de EU y Reino Unido contra COVID-19, bajo amenaza de ataques cibernéticos

bulletLos hackers que realizan dichos ataques han tratado de capitalizar la pandemia, mediante el uso de señuelos relacionados con la crisis en correos electrónicos de 'phishing' y campañas de espionaje.

Bloomberg / Alyza Sebenius
05/05/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Estados Unidos y el Reino Unido están investigando incidentes de piratería contra compañías farmacéuticas, grupos médicos y universidades involucradas en investigaciones relacionadas con el coronavirus.

Los grupos de Amenaza Persistente Avanzada (APT, por sus siglas en inglés), un término que se refiere a los piratas informáticos sofisticados que generalmente están respaldados por un estado-nación, están "atacando activamente a organizaciones involucradas en respuestas nacionales e internacionales de COVID-19", según una alerta conjunta del Departamento de Seguridad Cibernética e Infraestructura de Seguridad Nacional de Estados Unidos y el Centro Nacional de Seguridad Cibernética del Reino Unido.

Los piratas informáticos de la APT "pueden tratar de obtener información de inteligencia sobre la política sanitaria nacional e internacional, o adquirir datos confidenciales sobre investigaciones relacionadas con COVID-19", según la alerta, que se publicó este martes. Los grupos APT, o qué gobierno los apoyó, no fueron identificados.

La advertencia conjunta se produce cuando los piratas informáticos han aumentado los intentos de ciberataques en medio de la pandemia en curso. Los ciberdelincuentes han atacado hospitales con ransomware, y los presuntos actores de los estados nacionales han atacado a funcionarios de la Organización Mundial de la Salud. Los hackers también han tratado de capitalizar la pandemia, mediante el uso de señuelos relacionados con la crisis en correos electrónicos de "phishing" y campañas de espionaje.

Los grupos de APT "con frecuencia se dirigen a organizaciones para recopilar información personal, propiedad intelectual e inteligencia a granel que se alinea con las prioridades nacionales", dijo la alerta. Las organizaciones que desempeñan un papel en la investigación relacionada con el coronavirus son "objetivos atractivos" para los piratas informáticos "que buscan obtener información para sus esfuerzos de investigación nacional en la medicina relacionada con COVID-19".

La alerta advirtió que los piratas informáticos utilizan una técnica llamada "rociado de contraseña" para violar las redes de computadoras, esencialmente probando contraseñas comunes contra una gran cantidad de cuentas. "Esta técnica permite que el atacante permanezca sin ser detectado al evitar bloqueos de cuenta rápidos o frecuentes", dijo la alerta. "Estos ataques son exitosos porque, para cualquier gran conjunto de usuarios, probablemente habrá algunos con contraseñas comunes".