Informe de OEA confirma fraude electoral en Bolivia
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Informe de OEA confirma fraude electoral en Bolivia

COMPARTIR

···
menu-trigger

Informe de OEA confirma fraude electoral en Bolivia

bulletEncontró 12 irregularidades graves, hizo seis observaciones y concluyó que no es posible dar certeza de los resultados del sistema de Transmisión de Resultados Preliminares (TREP).

Por Agencias
05/12/2019
Elecciones presidenciales en Bolivia.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

LaPaz, Bolivia.- La Organización de Estados Americanos (OEA) entregó oficialmente el Informe de Análisis de Integridad Electoral de las elecciones generales del 20 de octubre, al gobierno transitorio, donde concluyó que existió una “manipulación dolosa de los comicios en dos planos”.

La presidenta interina, Jeanine Añez, anunció en su cuenta de Twitter el informe presentado por el secretario de la OEA, Luis Almagro.

El embajador designado por Bolivia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Jaime Aparicio, junto al senador Oscar Ortiz, fueron quien lo recibieron el informe del organismo.

La OEA dio a conocer un documento preliminar el pasado 10 de noviembre, en el que señaló que no puede validar los resultados de las pasadas elecciones y recomendó llamar a nuevos comicios con nuevas autoridades electorales.

Encontró 12 irregularidades graves, hizo seis observaciones y concluyó que no es posible dar certeza de los resultados del sistema de Transmisión de Resultados Preliminares (TREP).

La manipulación

El primero acto ilegal se refiere a la alteración de las actas y la falsificación de las firmas de los jurados responsables por ellas. Y el segundo al nivel de procesamiento de los resultados, a partir del “redireccionamiento del flujo de datos a dos servidores ocultos y no controlados por personal del TSE, haciendo posible la manipulación de datos y la suplantación de actas”.

Además, el documento indicó que hay evidencia suficiente para confirmar “la parcialidad de la autoridad electoral”. “Los vocales del TSE, quienes debían velar por la legalidad e integridad del proceso, permitieron que se desviara el flujo de información hacia servidores externos, destruyendo toda confianza en el proceso electoral”, agregó el reporte.

Explicó que su campo fue “acotado, tanto en el tiempo del que se dispuso como en relación con los componentes del proceso que fueron analizados”.