Humo de incendios de Australia llega a Chile y Argentina
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Humo de incendios de Australia llega a Chile y Argentina

COMPARTIR

···
menu-trigger

Humo de incendios de Australia llega a Chile y Argentina

bulletAmbas naciones sudamericanas presentaron este lunes cielos grisáceos y un sol más rojizo.

Redacción
06/01/2020
Actualización 06/01/2020 - 20:43
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El humo de los incendios forestales que han devastado Australia ha llegado hasta Sudamérica, específicamente a Chile y Argentina.

Cielos grisáceos, así como atardeceres y un sol más rojizos, son las consecuencias que el humo de los descontrolados incendios en la nación australiana han provocado en ambos países sudamericanos.

El blog oficial de la Dirección Meteorológica de Chile explicó este lunes que, aunque hay más de 11 mil kilómetros de distancia entre ese país y Australia, el humo, que ha alcanzado una altitud de 5 kilómetros, ha sido transportado por las corrientes de aire intenso que se encuentran en la atmósfera.

La dependencia chilena detalló que el humo de los incendios australianos es tomado por depresiones y sistemas frontales, las cuales lo arrastran a lo largo de todo el país, concentrándose principalmente en el centro, que es donde se encuentra su capital, Santiago.

“Como consecuencia de la circulación atmosférica, especialmente a los flujos del oeste que afectan a esas latitudes, grandes cantidades de este humo se han desplazado por el Océano Pacifico llegando a Sudamérica, afectando principalmente a nuestro país y parte de Argentina”, puntualizó la Dirección Meteorológica.

“Especialmente hoy, en donde hemos podido observar claramente el humo sobre nosotros, generando este día completamente gris en toda la zona central del país, zona que justo se encuentra en su mayoría sin nubosidad”.

En tanto, en sus redes sociales el Servicio Meteorológico Nacional de Argentina indicó que, aunque no hay ninguna consecuencia relevante a causa de este fenómeno, la llegada del humo de los incendios de Australia a ese país causó atardeceres y un sol más rojizos.

Lo anterior porque, debido a su gran tamaño, las partículas generadas en los incendios dispersa la luz, en particular las ondas que corresponden a los colores naranjas y rojos.