Mundo

Huelga general sube la presión en Hong Kong

Multitudes de manifestantes llenaron plazas y parques públicos para llamar más la atención hacia sus demandas de que la jefa de gobierno de la ciudad, Carrie Lam, renuncie a su cargo.

Multitudes de manifestantes llenaron plazas y parques públicos en varios distritos de Hong Kong durante una jornada de huelga general convocada, en un día laborable, para llamar más la atención hacia sus demandas de que la jefa de gobierno de la ciudad, Carrie Lam, renuncie a su cargo.

La policía empleó gases lacrimógenos en el distrito de Wong Tai Sin, donde se produjeron choques con los manifestantes durante el fin de semana. Al menos siete personas fueron detenidas.

Los uniformados también dispararon balas de goma a los manifestantes, durante la trifulca.

En el complejo donde se encuentra la legislatura local, otros manifestantes pintaron en las paredes las palabras "perros funcionarios" y pegaron en las puertas carteles amarillos en contra de una reforma de las extradiciones. En un lateral del edificio escribieron "Revolución de nuestro tiempo".

La huelga general forzó la cancelación de más de 200 vuelos en el aeropuerto de la ciudad, y los manifestantes interrumpieron los servicios de metro durante la hora punta de la mañana.

También los manifestantes paralizaron el tráfico en la hora punta de la mañana bloqueando trenes y acceso a andenes, impidiendo que los vagones de metro y trenes de corta distancia salieran de sus estaciones.

Desde que empezaron las protestas el 9 de junio, los antidisturbios han detenido a 420 personas, de entre 15 y 75 años, pero la revuelta sigue vive.

Sin embargo, la líder de Hong Kong, Carri Lam, afirmó que no tiene planes de renunciar al cargo como reclama el enérgico movimiento prodemocracia.

La ciudad semiautónoma china está "a punto de entrar en una situación muy peligrosa", reconoció Lam, afirmando que las protestas tienen "motivos ocultos" que amenazan la prosperidad y seguridad de Hong Kong.

"En este momento no creo que mi renuncia ni la de algunos de mis colegas ofreciera una solución mejor", afirmó.

Hong Kong, una excolonia británica, fue devuelta a China en 1997 dentro de la filosofía "un país, dos sistemas", que prometía a los ciudadanos algunas libertades democráticas inexistentes en China.