Sí hubo golpe de Estado en Bolivia, con el fraude en las elecciones que dieron el triunfo a Evo: OEA
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sí hubo golpe de Estado en Bolivia, con el fraude en las elecciones que dieron el triunfo a Evo: OEA

COMPARTIR

···
menu-trigger

Sí hubo golpe de Estado en Bolivia, con el fraude en las elecciones que dieron el triunfo a Evo: OEA

bulletEl secretario general de la OEA, Luis Almagro, consideró que Evo Morales quiso robarle la soberanía a su pueblo, mismo que le dio más poder que a nadie en la historia de Bolivia.

Redacción
12/11/2019
Actualización 12/11/2019 - 17:42
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), dijo este martes que hubo un golpe de Estado en Bolivia desde que, el 20 de octubre, se pretendió hacer un fraude electoral y darle el triunfo en los comicios a Evo Morales.

“Un golpe de Estado es una forma ilegítima de acceder al poder, si vemos el Artículo 2 de la Carta Democrática Interamericana. En ese contexto, sí, hubo un golpe de Estado en Bolivia, ocurrió el 20 de octubre cuando se cometió el fraude electoral que tenía como resultado el triunfo del expresidente Evo Morales en primera vuelta”, dijo este martes.

Almagró consideró que el Tribunal Electoral de Bolivia pretendía perpetuar en el poder a Evo Morales de manera ilegítima cuando le otorgó el triunfo en la primera vuelta, hecho que significaba arrebatarle la soberanía al pueblo boliviano.

"Quería robarle la soberanía al pueblo boliviano, ese que le había dado mas poder a Evo Morales que a nadie en la historia de Bolivia. No merecía ser engañado de una manera tan afrentosa", señaló.

Lamentó que el legado de Evo Morales, primer presidente indígena de Bolivia, se arroje por la borde de 'un autogol'. "Es el horror de los horrores (...) duele en el alma", dijo.

Almagro descartó que el golpe de Estado no lo dio la OEA con su informe y que la vergüenza no es de la organización sino de quienes cometieron el fraude.

"La sangre está en las manos de quienes cometieron el fraude. La OEA no dio un golpe de Estado, lo dieron quienes se robaron la elección declarando un triunfo en primera vuelta, situación que se mantuvo aproximadamente por 20 días", indicó.

El diplomático dijo además que la violencia en Bolivia debe ser detenida de manera inmediata ya que el costo puede ser muy alto para el país.

"El odio transformado en violencia tiene un costo muy alto para el pueblo y debe ser detenido inmediatamente", indicó. "No se le puede pedir a un pueblo que se deje robar la soberanía, no se le puede pedir a un pueblo que se deje robar el poder. Hoy ese pueblo, en busca de la soberanía perdida, está tratando de encontrar la institucionalidad y la democracia", añadió.

El domingo 20 de octubre por la noche, el sistema que transmitía el conteo de los votos en la elección de Bolivia fue suspendido de manera repentina. En ese momento, Carlos Mesa, candidato opositor, mantenía la ventaja. El lunes 21 de octubre, el sistema se reanudó, pero la ventaja ya pertenecía a Evo Morales, quien requería ganar por al menos 50 por ciento de los votos o con un 40 por ciento y diferencia de 10 puntos sobre el otro aspirante para ganar y evitar una segunda vuelta.

La OEA indicó el domingo 10 de noviembre que encontró irregularidades en el proceso electoral y posteriormente Evo Morales, ante la violencia generada por las protestas que derivaron de su triunfo, convocó a nuevas elecciones. Horas después, renunció a la presidencia.