Mundo

Hong Kong ilegaliza ofensas contra himno de China; se castigarán con hasta 3 años de prisión

La legislación, que también considera multas por más de 6 mil dólares, fue aprobada después de que la semana pasada también se avaló una nueva ley de seguridad para el territorio.

La legislatura de Hong Kong aprobó este jueves una polémica ley que ilegaliza las ofensas al himno nacional chino.

Los condenados por ofensas deliberadas a la Marcha de los voluntarios afrontarán hasta tres años de prisión y multas de hasta 50 mil dólares hongkoneses (6 mil 450 dólares).

La iniciativa se aprobó después de que los legisladores de oposición intentaran interrumpir la votación. Ellos ven la medida como una intromisión en la libertad de expresión y los derechos más amplios que tienen los residentes de la ciudad semiautónoma en comparación con la China continental.

Los parlamentarios mayoritarios proBeijing afirman que la ley es necesaria para que los ciudadanos de Hong Kong muestren el respeto apropiado al himno.

La votación de este jueves coincidió con el 31 aniversario de la sangrienta represión china de las protestas prodemocracia en la Plaza de Tiananmen en Beiing. Antes del inicio del debate, los legisladores prodemocracia se quedaron de pie en silencio para conmemorar el aniversario y colocaron carteles en sus puestos con el mensaje "No olviden el 4 de junio, los corazones del pueblo no morirán".

Más tarde se suspendió la sesión tras una protesta de los parlamentarios prodemocracia. Uno de ellos arrojó un líquido maloliente en la cámara.

Alzando un cartel que decía "Un régimen asesino apesta durante diez mil años", el legislador Ray Chan caminó hacia la parte frontal del hemiciclo con el frasco oculto en un farol chino de papel. Cuando los guardas de seguridad intentaron detenerle, dejó caer el farol y el frasco y fue expulsado de la sala. Otro parlamentario que le acompañaba fue expulsado también.

La cámara fue evacuada y se dio aviso a los bomberos para que investigaran el incidente.

Al reanudarse la sesión, el legislador prodemocracia Ted Hui volvió a derramar líquido en la parte frontal de la sala de plenos y fue escoltado fuera.

El presidente de la cámara, Andrew Leung, describió este comportamiento como irresponsable e infantil. Abrevió el debate debido a la suspensión y pidió la votación. Los opositores afirmaron que abreviar el debate permitió aprobar la ley.

El polémico debate se celebró después de que la legislatura nacional china, un órgano ceremonial, aprobara la semana pasada una decisión tomada la semana pasada de introducir una nueva ley nacional de seguridad para Hong Kong que permitiría destinar agentes de seguridad chinos en la ciudad.

La legislación pretende perseguir la actividad subversiva, tras meses de protestas a favor de la democracia que en ocasiones incluyeron choques violentos entre policías y manifestantes.