Hong Kong arresta a 18 opositores al Gobierno
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Hong Kong arresta a 18 opositores al Gobierno

COMPARTIR

···
menu-trigger

Hong Kong arresta a 18 opositores al Gobierno

bulletLas fuerzas de seguridad informaron que once hombres y una mujer fueron detenidos por 'los incidentes violentos' en el interior del Parlamento a inicios de julio.

Por agencias
04/07/2019
Daños causados tras la irrupción violenta al Parlamento de Hong Kong.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La policía de Hong Kong arrestó a 18 personas, incluyendo a 12 que participaron en la irrupción violenta del Parlamento, el pasado primer de julio, mientras Gran Bretaña convocaba al embajador chino en Londres, Liu Xiaoming, por acusar al gobierno británico de entrometerse en la crisis de la excolonia británica.

Las fuerzas de seguridad informaron que once hombres y una mujer fueron detenidos por “los incidentes violentos” en el interior del Parlamento. Les fincó cargo por agresión y obstrucción a las tareas de la policía.

Las autoridades además les decomisaron armas ofensivas, participar en una reunión ilegítima y no llevar identificación. Otras seis personas fueron arrestadas por perturbar una reunión pública el pasado 30 de junio.

Previamente, la policía anunció la detención de ocho personas por colocar datos personales de policías en la internet.

Policías y sus familiares han sido amenazados desde que sus direcciones y números de tarjetas de identificación fueron publicados, dijo el superintendente Mohammed Swalikh, el buró de Ciberseguridad al anunciar los arrestos.

No dijo si la policía pensaba que la publicación de los datos estaba relacionada con las protestas. Seis hombres y dos mujeres fueron arrestados.

Las protestas son por la llamada ley de extradición, propuesta legislativa que habría permitido que sospechosos de delitos fueran extraditados a China continental para ser enjuiciados. En estos momentos la reforma ha sido cancelada.

Mientras en Londres, la guerra de palabras entre China y Gran Bretaña sobre Hong Kong se intensificó y ambas partes se acusaron abiertamente de comportarse de manera inapropiada con la excolonia británica.

Después de que la primera ministra, Theresa May, dijera en el Parlamento que estaba “sorprendida” por las escenas de violencia cuando los manifestantes irrumpieron en el Consejo Legislativo de Hong Kong, el embajador de China en Londres, Liu Xiaoming, acusó al gobierno británico de entrometerse y “meter las manos”.

“Hong Kong es una región administrativa especial de China. No es lo que era bajo el dominio colonial británico”, dijo Liu.

Londres calificó como “inaceptables” esas palabras y convocó al embajador chino.

El ministro de Relaciones Exteriores, Jeremy Hunt, advirtió a China sobre las “graves consecuencias” si abandonaba el acuerdo que permitió a su país le regresara ese territorio.