No es broma: en la Cumbre Climática de la ONU solo hay una opción de comida vegana
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

No es broma: en la Cumbre Climática de la ONU solo hay una opción de comida vegana

COMPARTIR

···
menu-trigger

No es broma: en la Cumbre Climática de la ONU solo hay una opción de comida vegana

bulletEn el evento que se mudó de Chile a Madrid ha sido complicado conseguir opciones amigables con el medio ambiente, pese a que se estima que la carne y la leche son productos que más contribuyen a emisiones de efecto invernadero.

Bloomberg / Laura Millan Lombrana y Deena Shanker
13/12/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

A pesar del frío decembrino en Madrid, cientos de expertos en temas climáticos han hecho fila todos los días durante las últimas dos semanas frente a un camión de comida color rosa intenso. Se debe a que es la única opción vegana disponible en la conferencia climática de las Naciones Unidas.

Las conversaciones, conocidas como COP25, han reunido a más de 26 mil enviados de casi 200 países con el objetivo de negociar los últimos aspectos restantes del Acuerdo de Paris de 2015, en el que las naciones prometieron reducir las emisiones de efecto invernadero. La escasez de alimentos amigables con el medio ambiente en la mayor concentración mundial de expertos en asuntos climáticos ha despertado algunas dudas entre los asistentes.

“Es difícil encontrar comida vegetariana o vegana en este lugar”, comentó Anil Datta, que viene desde Australia, tras una hora de espera frente al camión de comida. “Es una ironía porque esto es COP, estamos hablando de aumentar la ambición para combatir el cambio climático y reducir las emisiones”.

El ganado representa aproximadamente 14.5 por ciento de las emisiones de efecto invernadero generadas por el hombre, según las Naciones Unidas. La carne y la leche de ganado son los productos que más contribuyen. Esa estimación puede incluso ser demasiado baja, según Tim Searchinger, experto en clima del Instituto de Recursos Mundiales. Esto se debe a que no tiene en cuenta la oportunidad perdida de almacenamiento de carbono de la tierra que alguna vez fue bosque, que incluye alrededor de 40 por ciento de los pastizales de la Tierra.

El impacto de la producción de alimentos en el medio ambiente es una preocupación creciente entre consumidores globales que son cada vez más conscientes del cambio climático y están ansiosos por hacer más para combatirlo.

Esta no es la primera vez que es difícil obtener alimentos amigables con el clima en las conversaciones relacionadas de la ONU. En las conversaciones de la COP24 el año pasado en Katowice, Polonia, ocho de cada 10 comidas contenían carne o lácteos, según la entidad Food and Climate Alliance, o FCA, un grupo de organizaciones que abogan por una alimentación basada en plantas para ayudar a aliviar el cambio climático.

Si todos los delegados de la conferencia hubieran comido productos a base de carne todos los días del evento, las emisiones habrían sido equivalentes a 3 mil vuelos entre Nueva York y Katowice, según la estimación de la FCA.

Este año, la comida estaba bajo más escrutinio.

Originalmente, el encuentro de este año se llevaría a cabo en Chile. La organización sin fines de lucro chilena Vegetarianos Hoy, con la FCA, había estado trabajando con la ONU para ofrecer un menú que fuera al menos entre 65 y 70 por ciento de origen vegetal.

El evento fue reubicado abruptamente después de una ola masiva de protestas que estalló en Chile y ha interrumpido la vida cotidiana en Santiago. El presidente Sebastián Piñera canceló la COP25 un mes antes de su inicio.

Pocos días después, España se ofreció a servir como anfitrión mientras mantenía a la delegación chilena a cargo de los procedimientos. El evento, que generalmente lleva un año completo para que los países anfitriones planifiquen y organicen, se organizó en Madrid en solo tres semanas.

“Por supuesto, hay algunos problemas logísticos al trasladar COP a España”, consideró Javiera Mayorga Osorio, directora de proyecto en Vegetarianos Hoy. “No estamos 100 por ciento satisfechos con lo que se sirve hoy en COP, pero hemos visto muchas, muchas más opciones basadas en plantas”.

A medida que el evento ha progresado y hay más información disponible sobre las opciones de alimentos, Farm Forward, una organización sin fines de lucro de bienestar animal de Estados Unidos y miembro de la FCA, ve un progreso simbólico, incluso si no son las mejoras cuantificables que querían.

“Los alimentos al menos comienzan a ser considerados en la planificación de estas conferencias/eventos mundiales de alimentos, incluso si la implementación es imperfecta”, señaló Erin Eberle, directora de participación en Farm Forward, en un correo electrónico.

El evento también destaca las oportunidades comerciales. Burger King, que hizo el lanzamiento de una hamburguesa basada en plantas en toda Europa el mes pasado, no tenía esta opción en su restaurante en el recinto ferial de Madrid, donde se celebra COP25. Pero llegó durante la segunda semana del evento. Restaurant Brands International, propietaria de Burger King, no comentó por qué el elemento del menú faltaba inicialmente en la ubicación.

Los planes de Impossible Foods de organizar degustaciones y ofrecer su hamburguesa Impossible en eventos en Chile se cancelaron con el cambio de sede. La compañía, que ganó un premio de la ONU por su alternativa de carne basada en plantas este año, espera ofrecer sus productos a los enviados climáticos el próximo año en la COP26 en Glasgow.

Casi dos docenas de delegados y enviados de países que asistieron a un almuerzo de alto nivel en la COP de este año optaron por consumir carne en lugar de probar la opción vegetariana, aunque tal vez no sabían que la opción estaba disponible. En los eventos tipo cóctel, las opciones vegetarianas son abundantes, pero las empresas de catering aún sirven el famoso jamón ibérico de España.

“La cultura gastronómica de España está muy ligada a la carne y es complicado pensar que no servirás jamón en un gran evento como este”, explicó Cristina Rodrigo, directora de ProVeg España y también miembro de la FCA. “Pero es un poco vergonzoso, esta era la oportunidad de hacerlo”.