Guaidó continúa con gira por Latinoamérica, con la amenaza de volver a Venezuela y ser encarcelado
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Guaidó continúa con gira por Latinoamérica, con la amenaza de volver a Venezuela y ser encarcelado

COMPARTIR

···
menu-trigger

Guaidó continúa con gira por Latinoamérica, con la amenaza de volver a Venezuela y ser encarcelado

bulletLa gira regional de Guaidó por Brasil, Colombia y Paraguay tiene por objetivo profundizar los lazos con los aliados y planificar cómo derrotar la dictadura de Maduro.

Bloomberg /Andrew Rosati
01/03/2019
Juan Guaidó y Mario Abdo Benitez, presidente de Paraguay.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La primera parada de Juan Guaidó después de salir de Venezuela la semana pasada fue Colombia. Pero después de no lograr llevar alimentos y medicinas a través de las fronteras para acelerar el fin de la presidencia del autócrata Nicolás Maduro, se dirigió a Brasil.

Este viernes está en Paraguay y Ecuador le está extendiendo una invitación.

El líder de la oposición insiste en que pronto estará en casa, pero su prolongada gira regional plantea dudas sobre cómo y cuándo pretende regresar a Caracas.

Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional dominada por la oposición, corre el riesgo de que no solo se le impida volver a ingresar a Venezuela, sino que se le encarcele por violar una prohibición de viajar al extranjero.

Mientras tanto, la amnistía que prometió a los oficiales militares que se unen a él languidece en su propia legislatura y las protestas callejeras renacientes han perdido su punto focal.

Estados Unidos, que junto a otras 50 naciones reconocen a Guaidó como el legítimo líder de Venezuela después de unas elecciones fraudulentas, ha amenazado con severas repercusiones si Maduro toma medidas directas contra su principal rival. Aún así, los socialistas gobernantes de Venezuela ya han exiliado y arrojado tras las rejas a cientos de disidentes.

Guaidó, de 35 años, dice que su gira tiene por objetivo profundizar los lazos con los aliados y planificar cómo derrotar a una dictadura. Sin embargo, cuanto más tiempo permanezca en el extranjero, más aumenta la probabilidad de que su movimiento para destituir a Maduro pierda impulso, después de que el esfuerzo por llevar ayuda humanitaria a Venezuela fuera brutalmente aplastado la semana pasada.

Maduro insistió en que la ayuda era el precursor de una invasión, y usó las fuerzas de seguridad para repeler las oleadas de activistas que transportaban la comida y la medicina. Dispararon descargas de gases lacrimógenos, perdigones –y en ocasiones incluso balas– en los cruces internacionales, matando al menos a cuatro, hiriendo a cientos y dejando a Guaidó atrapado fuera de su país.

Desde entonces, el régimen ha extendido las vacaciones de carnaval, instando a los venezolanos a abandonar las ciudades para ir a la playa. Guaidó, mientras tanto, dice que reunirá a sus partidarios cuando llegue.

Tiene previsto reunirse con el presidente paraguayo Mario Abdo el viernes, mientras que el de Ecuador, Lenín Moreno, lo invitó el jueves por la noche. Guaidó aún no ha confirmado una escala ecuatoriana en su gira, pero ha reconocido que está preocupado por su seguridad al regresar a casa.

"Por supuesto que es un riesgo, incluso una amenaza para mi vida", dijo a periodistas en Brasilia el jueves después de reunirse con el presidente Jair Bolsonaro. "Pero así es la política en Venezuela".