menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Fiscal general panameña dice que renunciará por filtraciones

COMPARTIR

···
menu-trigger

Fiscal general panameña dice que renunciará por filtraciones

bulletSu decisión es para permitir una investigación sobre presuntas comunicaciones privadas del expresidente Juan Carlos Varela.

AP
12/11/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

PANAMÁ.- La fiscal general panameña, Kenia Porcell, anunció este martes que renunciará a su cargo luego de que su nombre fuese mencionado en presuntas comunicaciones privadas del expresidente Juan Carlos Varela filtradas en los últimos días.

En entrevista con la radioemisora Panamá, Porcell dijo que entregará el miércoles su carta de dimisión al presidente Laurentino Cortizo y que se haría efectiva a partir del 1 de enero próximo.

Aseguró que su decisión es para permitir una investigación sobre las filtraciones divulgadas la semana por un grupo anónimo en el portal 'varelaleaks.com'.

'Mi presencia puede afectar la imparcialidad... mis intereses como procuradora no están por encima de Panamá', señaló Porcell, quien fue designada por Varela y su cargo era por un periodo de 10 años.

El Ministerio Público no dio de momento ninguna información al respecto.

El anuncio de Porcell se da luego de que arrecieran los pedidos de diversos sectores del país para que renunciara después de que las presuntas comunicaciones filtradas indicaran injerencias por parte de Varela y su hermano José Luis Varela --entonces diputado-- en las investigaciones por los sobornos entregados por Odebrecht, que lideraba Porcell y sus fiscales.

En su reacción posterior a las filtraciones, Varela dijo que se trataba de interceptaciones ilegales a sus comunicaciones privadas y acusó a su antecesor, Ricardo Martinelli. Aseguró, asimismo, que el contenido de las conversaciones por chat fueron alteradas para hacerle daño.

Los medios locales han publicado algunas de los presuntos intercambios telefónicos que, según advierten, sacan a la luz supuestos actos de tráfico de influencias, intentos por interferir en la justicia, negociados y favores políticos desde las altas esferas del poder.