Expresidente brasileño Temer es transferido de prisión de Sao Paulo a batallón de Policía Militar
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Expresidente brasileño Temer es transferido de prisión de Sao Paulo a batallón de Policía Militar

COMPARTIR

···
menu-trigger

Expresidente brasileño Temer es transferido de prisión de Sao Paulo a batallón de Policía Militar

bulletEl exmandatario está acusado de beneficiarse de sobornos pagados por diferentes empresas y del desvio de cerca de 500 mdd de recursos públicos.

Notimex
13/05/2019
Actualización 13/05/2019 - 19:03
Michel Temer, expresidente de Brasil, llega al batallón de la Policía Militar.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Sao Paulo.- La policía brasileña transfirió este lunes al expresidente Michel Temer, detenido por acusaciones de corrupción, de la prisión de Sao Paulo al batallón de la Policía Militar (PM), a petición de su abogado defensor Eduardo Carnelós, informaron fuentes judiciales.

Por la tarde, Temer fue transferido de la Superintendencia de la Policía Federal, donde permanecía en prisión preventiva, a la sala de estado mayor del Comando de Policía de Choque, en la ciudad de Sao Paulo, informó la Agencia Brasil.

La solicitud fue hecha el jueves pasado, antes de que el expresidente se presentara a la Policía Federal en Sao Paulo, luego de que una juez le concediera la posibilidad de presentarse de forma espontánea.

El abogado dijo que la Policía Militar posee salas con las características exigidas por la ley.

El exmandatario, de 78 años, está acusado de beneficiarse de sobornos pagados por diferentes empresas y de ser el líder de una organización criminal que desvió cerca de 500 millones de dólares de recursos públicos durante 40 años.

El 21 de marzo, el juez Marcelo Bretas, de la Séptima Vara Federal Criminal, había decretado las prisiones preventivas de Temer y un colaborador, que fueron llevados a Río de Janeiro donde permanecieron detenidos por cuatro días, pero fueron liberados por una orden concedida por el juez Antonio Ivan Athié.