Excolaborador afirma que Guaidó debe combatir la corrupción en su círculo
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Excolaborador afirma que Guaidó debe combatir la corrupción en su círculo

COMPARTIR

···
menu-trigger

Excolaborador afirma que Guaidó debe combatir la corrupción en su círculo

bulletHumberto Calderón, quien era su enviado en Colombia, comentó que la oposición debe cumplir estándares más altos que los del gobierno de Maduro.

Bloomberg / Ethan Bronner
11/12/2019
Juan Guaidó, líder opositor y autoproclamado presidente encargado de Venezuela.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Una de las figuras opositoras de más alto nivel de Venezuela dice que el líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, necesita erradicar la corrupción en su círculo interno.

Humberto Calderón Berti, quien Guaidó reemplazó hace poco como su enviado en Colombia, comentó que la oposición debe hacer cumplir estándares más altos que los del Gobierno de Nicolás Maduro.

“Hemos estado diciendo que somos diferentes y tenemos que demostrarlo”, dijo en una entrevista telefónica. “La honestidad y la ética requieren un comportamiento permanente”.

Calderón, de 78 años, exministro de Relaciones Exteriores y expresidente de la estatal petrolera, afirmó que continúa respaldando el liderazgo de Guaidó, pero que necesita “limpiar su séquito y actuar como un presidente”.

Calderón, quien habló por teléfono desde España, declinó mencionar a cualquier persona corrupta por su nombre. Su despido hace dos semanas sorprendió a muchos partidarios del movimiento liderado por Guaidó.

La oficina de Guaidó declinó hacer comentarios sobre las acusaciones de Calderón.

Guaidó señaló en su carta de despido a Calderón que la medida era parte de un conjunto de cambios en la política exterior. Estados Unidos y otros 50 países reconocen a Guaidó como presidente legal de Venezuela, otorgándole control sobre algunas de sus embajadas, a pesar de que su poder dentro del país es limitado.

Con el respaldo de EU y sus aliados, Guaidó ha tratado de hacer a un lado a Maduro, cuya reelección de 2018 fue ampliamente condenada como fraudulenta e ilegítima. Pero el esfuerzo ha fallado hasta ahora y, a pesar de las duras sanciones de EU, Maduro todavía parece estar anclado al poder de la presidencia.

Calderón dijo que, de hecho, fue despedido por desacuerdos con Guaidó y su mentor, Leopoldo López, con respecto a su franqueza en varios asuntos. Estos incluyeron el mal uso del dinero destinado a militares que desertaron y huyeron a Colombia en febrero pasado; nominaciones para miembros de la junta de Monomeros, una importante empresa venezolana de fertilizantes en Colombia; y si la oposición debería haberse reunido con representantes de Maduro en las negociaciones en Oslo, que terminaron fracasando.

Calderón contó que informó el uso inadecuado de los fondos a Guaidó y López, así como a autoridades colombianas. La historia se filtró y López acusó a Calderón de ser la fuente de la filtración. Él lo niega.

“El problema no fue la fuga sino lo que se hizo”, consideró Calderón. “Los periodistas tienen derecho a publicar y las personas tienen derecho a saber”.

En Monomeros, apuntó que los aliados de Guaidó nominaron a varias personas no calificadas para la compañía, y luego intentaron hacer tratos a través de ellos. Él se opuso. En términos de las negociaciones con el Gobierno de Maduro, dijo abiertamente que pensaba que era una pérdida de tiempo, lo que indignó a los principales asesores de Guaidó.

El diario español ABC recientemente reportó que Calderón formaba parte de un esquema para hacer a un lado tanto a Maduro como a Guaidó para una junta gobernante interina. Calderón señaló que esto era falso, que no tenía nada que ver con ningún plan de ese tipo, aunque había estado al tanto de las discusiones sobre la creación de dicha estructura.

Calderón agregó que si bien algunos aliados de Maduro han robado cientos de millones de dólares, la corrupción en la oposición es a una escala mucho menor.

“Para mí, no se trata de la cantidad”, manifestó. “No podemos ser permisivos con ningún acto de corrupción”.