¿Por qué EU restringe solicitudes de visas a mujeres embarazadas?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Por qué EU restringe solicitudes de visas a mujeres embarazadas?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Por qué EU restringe solicitudes de visas a mujeres embarazadas?

bulletLa administración de Donald Trump busca evitar que estas mujeres viajen a Estados Unidos con solo un propósito.

Bloomberg / Nick Wadhams
23/01/2020
Actualización 23/01/2020 - 21:11
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La administración de Donald Trump está endureciendo las normas de visado en un intento por evitar que mujeres extranjeras viajen a Estados Unidos con el único propósito de dar a luz para que sus hijos obtengan la ciudadanía estadounidense, un fenómeno que ha provocado la ira de grupos conservadores.

A partir de este viernes, los funcionarios consulares estadounidenses en el extranjero deben negar la visa a mujeres que vienen al país por ese motivo, dijo el Departamento de Estado. Un funcionario del departamento informó a periodistas, bajo condición de anonimato, que miles de esos nacimientos ocurren cada año.

“La industria del turismo de nacimientos amenaza con sobrecargar recursos hospitalarios valiosos y está plagada de actividad criminal, como se refleja en los enjuiciamientos federales”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, en un comunicado.

“Cerrar este evidente vacío de inmigración combatirá estos abusos endémicos y, en última instancia, protegerá a Estados Unidos de los riesgos de seguridad nacional creados por esta práctica”, detalló.

El número de tales nacimientos es una pequeña fracción de los aproximadamente 4 millones de bebés nacidos en Estados Unidos cada año, pero se ha convertido en blanco de críticas por parte de grupos conservadores, que sostienen que tales "bebés ancla” a menudo se usan para ayudar a otros miembros de la familia a emigrar más adelante y aprovecharse de los servicios de Estados Unidos. El presidente Donald Trump denunció la ciudadanía por derecho de nacimiento, que está garantizada por la Constitución estadounidense, y dijo en octubre próximo podría tratar de revocarla.

La medida es la última en una serie de acciones tomadas por la administración Trump para restringir la entrada de inmigrantes y podría estar dirigida a reforzar su apoyo político antes de las elecciones de noviembre.

Sin embargo, la nueva norma sigue con varios vacíos. Por ejemplo, se ha solicitado a oficiales consulares no preguntar a todas las mujeres solicitantes de visas si están embarazadas, y las mujeres embarazadas seguirán siendo admitidas si vienen a Estados Unidos para un tratamiento médico o para visitar a un pariente enfermo.

Muchas visas estadounidenses se emiten por 10 años, por lo que no está claro qué medidas podrían tomar los funcionarios estadounidenses si una mujer embarazada con una visa emitida previamente viaja a ese país para dar a luz.

El funcionario del Departamento de Estado también se negó a explicar cómo los oficiales deben determinar si una mujer dará a luz durante su estadía a menos que ella lo indique en su formulario de solicitud, y no indicó si las señales visuales, como que la solicitante parezca estar embarazada, podría servir como base para negar una visa.

La nueva norma del Departamento de Estado se aplica a las llamadas visas B para no inmigrantes, que cubren viajes temporales a Estados Unidos por negocios o placer. También busca endurecer las normas sobre “turismo médico” al exigir que los solicitantes demuestren que podrán pagar el tratamiento.

Hong Kong Express Airways ya se ha visto envuelto en preocupaciones por este tipo de turismo. La empresa se disculpó este mes luego de que una ciudadana japonesa de 25 años dijo que la aerolínea la había obligado a hacerse una prueba de embarazo en noviembre pasado para viajar de Hong Kong a Saipán, según NBC News.

La aerolínea dijo que requirió la prueba después de que las autoridades de Saipán plantearon dichas preocupaciones. El funcionario del Departamento de Estado, que habló con los periodistas este jueves, dijo que el departamento no requeriría pruebas de embarazo para las solicitantes.