menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

EU exigirá pruebas de COVID-19 a turistas internacionales

COMPARTIR

···
menu-trigger

EU exigirá pruebas de COVID-19 a turistas internacionales

bulletLa Embajada de Estados Unidos en México detalló que la prueba se deberá realizar tres días antes del vuelo y los pasajeros deberán proporcionar la documentación escrita con el resultado del laboratorio.

Bloomberg /Vivek Shankar
12/01/2021
Actualización 12/01/2021 - 18:27
 A partir del 26 de enero EU pediría pruebas negativas de coronavirus.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Estados Unidos exigirá a todos los visitantes internacionales que realicen una prueba negativa de COVID-19 tres días antes de abordar aviones que se dirijan al país, informó la Embajada de la Unión Americana en México.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) emitieron la orden este martes y entrará en vigencia el 26 de enero.

"Antes de viajar hacia los Estados Unidos, se requiere una prueba, junto con la recomendación de los CDC de realizarse otra prueba de 3 a 5 días después de haber llegado, así como permanecer en casa por 7 días tras un viaje, lo que ayudará a que en las comunidades estadounidenses se reduzca el esparcimiento del COVID-19 debido a las infecciones relacionadas con los viajes", indicó la Embajada.

Asimismo, los pasajeros aéreos deberán proporcionar la documentación escrita con el resultado de la prueba de laboratorio (en papel o en formato electrónico) a la aerolínea, o bien, proporcionar la documentación que acredite que se han recuperado del COVID-19.

Las aerolíneas, agregó la Embajada, deberán confirmar la prueba negativa para todos los pasajeros y los documentos de su recuperación antes del abordaje. Si un pasajero no brinda la documentación de la prueba negativa o de recuperación, o elige no hacerse la prueba, la aerolínea deberá negar el acceso al pasajero.

Por otra parte, la administración Trump inesperadamente cambió de marcha este martes para acelerar la administración de vacunas. Un comienzo lento había provocado una preocupación generalizada entre los estados y los funcionarios de salud pública.

Ahora, Salud y Servicios Humanos Alex Azar ha anunciado dos cambios importantes. Primero, el Gobierno ya no retendrá las segundas dosis requeridas de las vacunas Pfizer-BioNTech y Moderna, prácticamente duplicando el suministro. En segundo lugar, los estados deben comenzar a vacunar de inmediato a otros grupos más bajos en la escala de prioridad, incluidas las personas de 65 años o más, y las personas más jóvenes con ciertos problemas de salud.

La medida alinea mejor a la administración saliente con el nuevo equipo de Biden-Harris. El viernes, el presidente electo Joe Biden dijo que lanzará rápidamente la mayoría de las dosis de vacunas disponibles para proteger a más personas. Dijo que apoyaba la liberación inmediata de las vacunas que las autoridades de salud estaban reteniendo por precaución, para garantizar que estuvieran disponibles para las personas que necesitan su segunda dosis.

Con información de AP

También te puede interesar:

Biden recibe segunda dosis de vacuna contra COVID-19

Variantes del COVID-19: ¿cuáles son y qué efecto pueden tener en la efectividad de las vacunas?