Estos son los daños por el incendio forestal más caro en la historia de California
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Estos son los daños por el incendio forestal más caro en la historia de California

COMPARTIR

···
menu-trigger

Estos son los daños por el incendio forestal más caro en la historia de California

bulletLas propiedades de sitios como Malibú y Calabasas, localidades afectadas por el fuego desatado la semana pasada, cuestan en promedio 1.1 millones de dólares.

Bloomberg Por John Gittelsohn, Anousha Sakoui y Christopher Palmeri
13/11/2018
California se enfrenta a dos incendios desde la semana pasada
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Lance Schultz, habitante de Malibú, se despertó de sobresalto el viernes a las 2 de la madrugada por el aviso de que debía evacuar. Mientras el amenazante fuego se acercaba a la comunidad costera, reunió a su novia, su perro y su hijo de 8 meses, y se dirigió a la cercana playa de Zuma.

Regresó el domingo para inspeccionar el daño. Su hogar se salvó después de que el padre de 82 años de su novia regresara a mojar con manguera la propiedad que había construido años antes.

Sin embargo, Schultz estima que aproximadamente una quinta parte de las casas del vecindario desapareció, incluida una mansión que estaba a la venta por 16 millones de dólares. Gran parte del resto del área está cubierta de hollín negro.

"Todo el vecindario parece una zona de guerra", agregó Schultz, director artístico de 47 años.

Los incendios forestales que arrasan el sur de California desde la semana pasada amenazan algunos de los inmuebles más caros del país.

El incendio Woolsey en los condados de Los Ángeles y Ventura, que comenzó el jueves, había dejado dos muertos hasta este martes en la mañana y destruido al menos 435 estructuras. El incendio está contenido sólo 35 por ciento.

Debido al valor de las casas y propiedades involucradas, podría ser uno de los incendios más costosos para las aseguradoras de viviendas.

Las casas amenazadas por el incendio forestal en Malibú, Calabasas y otras zonas de altos ingresos al sur de California, tienen un valor promedio de 1.1 millones de dólares, según la compañía Zillow Group.

Las comunidades "se encuentran entre las áreas residenciales más caras que se han visto afectadas por incendios forestales en la memoria reciente", aseveró Matt Kreamer, portavoz de la compañía de datos inmobiliarios.

El incendio Woolsey amenaza a 57 mil estructuras, según el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California, conocido como Cal Fire. Además, CoreLogic estimó en 11 mil millones de dólares el costo de reconstrucción de alrededor de 17 mil casas en riesgo de incendio, aunque no esperaba que todas esas propiedades fueran destruidas.

California está lidiando simultáneamente con el incendio Camp al norte del estado, que ha devastado partes del condado de Butte y ha dejado al menos 42 muertos. Había consumido unas 50 mil hectáreas hasta este martes por la mañana, según las autoridades.

Ese incendio amenaza a más de 31 mil hogares con un valor de reconstrucción estimado en 7 mil 280 millones de dólares, indicó CoreLogic.

Hasta ahora, el incendio más destructivo en la historia del estado era el Tubbs, que el año pasado quemó más de 5 mil 600 estructuras en la región vinícola del norte de California.

Según el Departamento de Seguros de California, las solicitudes por pago de siniestros por ese incendio y otros en la región totalizaron 10 mil 100 millones de dólares.

Nancy Kincaid, portavoz de la agencia, estimó que el departamento tardará semanas en obtener estimaciones de las compañías de seguros para los actuales incendios forestales.

Dan Dunmoyer, presidente de la Asociación de la Industria de la Construcción de California, explicó que los legisladores y los constructores de viviendas ya han estado haciendo cambios en los estándares de construcción para hacerlas más seguras.

Algunos de los cambios propuestos incluyen que los techos deben cubrirse con tejas ignífugas, las ventanas deben tener doble panel para que no exploten por el calor y los respiraderos deben estar cubiertos para evitar que las brasas fluyan dentro de las viviendas, indicó.

Las casas nuevas construidas en áreas declaradas por California como propensas a incendios también deben tener rociadores y espacios abiertos libres de matorrales para que los bomberos puedan rociar las viviendas. "La mayoría de las viviendas que se están quemando son anteriores a las normas de seguridad", enfatizó Dunmoyer.