Este exdiplomático canadiense quedó en el centro de conflicto China -Canadá-EU
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Este exdiplomático canadiense quedó en el centro de conflicto China -Canadá-EU

COMPARTIR

···
menu-trigger

Este exdiplomático canadiense quedó en el centro de conflicto China -Canadá-EU

bulletKovrig fue detenido por la agencia de espionaje china durante una visita a Beijing el lunes, sólo nueve días después de que las autoridades canadienses, a petición de EU, detuvieran a una alta ejecutiva de Huawei en Vancouver.

Bloomberg
13/12/2018
Michael Kovrig
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

¿Quién es Michael Kovrig?

El exdiplomático canadiense que ha escrito sobre algunos de los temas geopolíticos más delicados del mundo, incluyendo la creciente presencia militar de China en África y la crisis nuclear de Corea del Norte, se encuentra ahora en el centro de un enfrentamiento entre dos superpotencias globales.

Kovrig fue detenido por la agencia de espionaje china durante una visita a Beijing el lunes, sólo nueve días después de que las autoridades canadienses, a petición de Estados Unidos, detuvieran a una alta ejecutiva de Huawei Technologies en Vancouver.

Los detalles sobre la detención de Kovrig son escasos, pero los medios de comunicación chinos informaron el miércoles que el investigador de un grupo de investigación sin fines de lucro con sede en Bruselas está siendo investigado por actividades que ponen en peligro la seguridad nacional.

El Gobierno chino confirmó que Kovrig ha sido detenido, según un funcionario del Gobierno canadiense que informó a los periodistas el miércoles por la noche en Ottawa. Canadá ha solicitado verlo y no conoce su paradero, dijo el funcionario.

Kovrig representó a Canadá en Beijing y Hong Kong entre 2014 y 2016, según su perfil en LinkedIn. Está de licencia del servicio exterior, pero sigue siendo un empleado del Gobierno, explicó el funcionario canadiense. Su empleador actual es el International Crisis Group (ICG), que se describe a sí mismo como una organización independiente que lleva a cabo investigaciones y ofrece recomendaciones de políticas para ayudar a poner fin a conflictos mortales.

"Fue un muy buen funcionario", dijo Guy Saint-Jacques, fue embajador de Canadá en China de 2012 a 2016. "Ir tras él creo que fue su manera de enviar un mensaje al Gobierno canadiense".

La ministra de Relaciones Exteriores Chrystia Freeland dijo que había hablado con un pariente de Kovrig, y que Canadá estaba, ante todo, presionando para poder verlo en persona.

"Es angustioso cuando un canadiense es detenido fuera de Canadá. Nos lo tomamos de forma muy personal", dijo Freeland el miércoles en una conferencia de prensa en Ottawa. "Muchos de nosotros lo conocemos y eso añade otro nivel de preocupación".

Kovrig habla mandarín y obtuvo una maestría en Asuntos Internacionales de la Universidad de Columbia en Nueva York, según LinkedIn. Es licenciado en Literatura Inglesa de la Universidad de Toronto y estudió francés en la Universidad de París-Sorbona. También trabajó para el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, además de su trabajo para el Gobierno canadiense y el International Crisis Group.

"A lo largo de su permanencia en la organización, Michael se ha distinguido por sus informes rigurosos e imparciales, entrevistando regularmente a funcionarios chinos para reflejar con precisión sus puntos de vista en nuestro trabajo", dijo ICG en un comunicado. El grupo ha pedido su liberación y sigue buscando información.

Es posible que Kovrig se haya visto atrapado por los recientes cambios de normas en China que afectan a las organizaciones no gubernamentales. ICG no estaba autorizado a trabajar en China, dijo el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Lu Kang, durante una rueda de prensa en Beijing el miércoles.

"Acogemos a los viajeros extranjeros. Pero si se involucran en actividades que claramente violan las leyes y regulaciones chinas, entonces es una historia completamente diferente". Dijo que no tenía información específica sobre Kovrig.

Las organizaciones no gubernamentales extranjeras deben registrarse ante las autoridades chinas en virtud de una ley de 2017 que las somete a estrictos requisitos de presentación de informes. Según la ley, las organizaciones sin una oficina de representación en China deben tener un patrocinador del Gobierno y un socio cooperativo local antes de llevar a cabo las actividades.

Kovrig, que vivía en Hong Kong, fue detenido por la oficina de seguridad del estado de Beijing, dijo el funcionario canadiense. Trabajaba para ICG desde principios del año pasado.

El arresto de Meng Wanzhou, directora financiera de Huawei, ha dejado a Canadá en una situación difícil, atrapada entre Estados Unidos y China, en medio de una disputa comercial que amenaza el crecimiento mundial. Kovrig, que ayudó a organizar la visita del primer ministro Justin Trudeau a Hong Kong, puede ser un daño colateral, según algunos analistas.

"Las ONG, los periodistas y los diplomáticos desempeñan un papel en la conexión de China con el resto del mundo. La alternativa es una China aislada, mal comprendida y desconectada de ideas y conversaciones importantes", dijo por correo electrónico David Mulroney, que fue embajador de Canadá en China de 2009 a 2012. Mulroney conoce a Kovrig solo por su reputación, y señaló que es talentoso y muy profesional.

Canadá debe tratar la disputa como "ruido de fondo" y continuar el proceso de extradición de Meng después de que se le concediera la libertad condicional. Al mismo tiempo, los funcionarios de Trudeau deben presionar para que Kovrig sea liberado. El no conseguirlo "preocupará aún más a los extranjeros en Beijing, muchos de los cuales están justificadamente inquietos por el funcionamiento confuso y caprichoso del Estado chino y su vasto aparato de seguridad", dijo Mulroney.