Estas dos pequeñas naciones han logrado ‘domar’ al coronavirus
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Estas dos pequeñas naciones han logrado ‘domar’ al coronavirus

COMPARTIR

···
menu-trigger

Estas dos pequeñas naciones han logrado ‘domar’ al coronavirus

bulletEn Qatar y Singapur, el número de muertes por COVID-19 es inferior al 0.1 por ciento de las infecciones reportadas. Estas son las razones de esta baja tasa de mortalidad.

Bloomberg / Kevin Varley
07/05/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

A medida que la cifra global de muertes por la pandemia de coronavirus supera las 250 mil, dos pequeñas naciones se destacan con las tasas de mortalidad más bajas entre los países que están experimentando brotes importantes.

En Qatar y Singapur, el número de muertes es inferior al 0.1 por ciento de las infecciones reportadas. En Singapur, donde el total de casos ha aumentado a uno de los más altos en Asia debido a los brotes en los dormitorios de trabajadores extranjeros, una mujer de 102 años se recuperó del virus y fue dada de alta del hospital durante el fin de semana.

Los datos demográficos de los pacientes y la capacidad del sistema de atención de la salud para hacer frente son clave para mantener alta la tasa de supervivencia en esta pandemia, dicen los expertos en salud. Si bien algunos países con pequeños brotes como Vietnam no han sufrido una sola muerte, aquellos que se enfrentan a una propagación importante, definida como más de 10 mil casos, a menudo comienzan a ver que su infraestructura de atención médica está bajo presión.

Entre las economías con brotes importantes, la tasa de letalidad de Qatar es la más baja con 0.07 por ciento: 12 muertes de más de 16 mil casos. La proporción de Singapur es 0.093 por ciento de más de 19 mil infecciones. Ambos países también han mantenido baja la mortalidad por el virus como proporción de sus poblaciones: menos de 0.5 por cada 100 mil personas.

Las dos naciones también se encuentran entre las más ricas del mundo, lo que significa que pueden pagar mejor los kits de prueba y las camas de hospital que necesitan. Justo detrás de Qatar y Singapur en tasas de supervivencia están Bielorrusia, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos.

Estas tasas se calculan a partir de números oficiales informados por las naciones. Bielorrusia ha sido criticada por presuntamente no informar sus datos.

Las bajas tasas de letalidad se reducen a tres cosas: pruebas, edad de la población y capacidad de la unidad de cuidados intensivos, dijo Raina MacIntyre, profesora de bioseguridad global en la Universidad de Nueva Gales del Sur.

"Los países que prueben más y detecten más casos leves tendrán una tasa de mortalidad aparentemente menor", dijo. Las poblaciones de mayor edad y los países que exceden su unidad de cuidados intensivos y su capacidad de ventilación también tendrán tasas de mortalidad más altas, dijo.

Si bien Singapur tiene una población que envejece y una mediana de edad más alta que Qatar, la mayoría de sus infecciones corresponden a trabajadores extranjeros de bajos salarios, que generalmente son jóvenes y se someten a controles de salud antes de que puedan ingresar al país para trabajar.

Del mismo modo, muchos de los casos en el Medio Oriente están dentro de la fuerza laboral migrante más joven. La mayoría de la población en Emiratos Árabes Unidos y Qatar son expatriados más jóvenes, que también se someten a controles de salud antes de ingresar al país, y se les exige que se vayan una vez que termine su empleo.