Estados Unidos da por 'muerto' el diálogo con el Talibán
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Estados Unidos da por 'muerto' el diálogo con el Talibán

COMPARTIR

···

Estados Unidos da por 'muerto' el diálogo con el Talibán

Así lo afirmó el mandatario estadounidense Donald Trump, un día después de que canceló abruptamente una reunión secreta que había organizado con líderes del gobierno afgano y la agrupación islámica.

Por agencias
10/09/2019
Donald Trump, presidente de los Estados Unidos.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró “muertas” las negociaciones de paz entre Estados Unidos y el Talibán, un día después de que canceló abruptamente una reunión secreta que había organizado con líderes del gobierno afgano y la agrupación islámica, con el objetivo de poner fin a la guerra más prolongada en la historia estadounidense.

Las declaraciones de Trump a los reporteros en la Casa Blanca dejan entrever que no le ve caso retomar las labores de casi todo un año con el objetivo de llegar a un acuerdo político con el Talibán, cuya protección a extremistas de Al Qaeda en Afganistán impulsó a Estados Unidos a invadir el país asiático tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Al preguntársele sobre las negociaciones de paz, Trump declaró: “Están muertas. Están muertas. En lo que a mí respecta, están muertas”.

Se desconoce si Trump se apegará a su plan de reducir el número de tropas estadounidenses en Medio Oriente y los efectos que el desplome de las negociaciones tendrá en Afganistán, un país profundamente dividido.

Trump señaló que su gobierno está “examinando” si proseguirá con la reducción de tropas, que era uno de los elementos del acuerdo preliminar que había pactado el Talibán con el enviado presidencial Zalmay Jalilzad.

“Quisiéramos sacarlos, pero saldremos en el momento adecuado”, dijo el mandatario.

Lo que parecía un posible acuerdo por poner fin a la guerra más prolongada de Estados Unidos se desmoronó, mientras Trump y el Talibán se culpaban mutuamente de que se viniera abajo el resultado de casi un año de negociaciones.