Esta botella de algas se desintegra cuando se termina su contenido
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Esta botella de algas se desintegra cuando se termina su contenido

COMPARTIR

···

Esta botella de algas se desintegra cuando se termina su contenido

Este envase está hecho de un extracto de algas rojas, y cuando ya no se usa puede servir como composta o incluso comerse sin provocar daños a la salud.

Redacción
23/10/2018
Actualización 24/10/2018 - 0:21
Al ser 100 por ciento natural, Agari puede ser utilizada también como composta.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Ari Jonsson estudiante de la Escuela de Artes de Islandia, diseñó una botella que comienza a desintegrarse una vez que se acaba el líquido que lleva en su interior.

El envase está hecho a base de agar, una sustancia extraída de algas marinas rojas que es utilizada en la industria de alimentos.

"Leí que el 50 por ciento de plástico se usa una vez y luego se tira, así que creo que hay una necesidad urgente de encontrar formas de reemplazar la cantidad irreal de plástico que hacemos, usamos y tiramos cada día".

"¿Por qué usamos materiales que tardan cientos de años en descomponerse en la naturaleza para beber de una vez y luego tirarlos?", aseguró el estudiante al portal Dezeen.

El envase necesita líquido para mantener su forma, de lo contrario comienza a hacerse cada vez más pequeño hasta que sólo queda una parte de él que puede ser desechada y no causa daños como las tradicionales botellas de plástico, de acuerdo con información de World Economic Forum.

1 millón de botellas de plástico
Se compran cada minuto en el mundo (ONU).

Al ser 100 por ciento natural, Agari puede ser utilizada también como composta.

Su creador indicó que, incluso, la botella puede comerse sin efectos dañinos para la salud.

“Si realmente no quieres tirarla, entonces puedes comértela”, dijo en un evento realizado en septiembre de 2017 por TEDx, en el que habló sobre los retos de elaborar este artículo.

El estudiante mezcla el polvo de agar con agua para que crear una pasta, a la cual da forma de botella. Esta forma se mantiene mientras haya agua en su interior.

La botella fue diseñada como parte de un proyecto de su institución con el que se buscaba un sustituto para las tradicionales de plástico y al mismo tiempo cuidar el planeta.

Jonsson dijo que al principio probó varios materiales como la gelatina, pero no funcionaron.

“Si somos más conscientes del problema que está causando la contaminación por plásticos tal vez cambiemos nuestras rutinas diarias, sólo un pequeño cambio puede mejorar las cosas”, señaló

De acuerdo con el WEF, de no reducir el consumo de plástico, se espera que en 2050 haya más plástico en los océanos que peces.