Llamado a tregua de Rusia no detiene ataques en región siria de Guta
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Llamado a tregua de Rusia no detiene ataques en región siria de Guta

COMPARTIR

···
menu-trigger

Llamado a tregua de Rusia no detiene ataques en región siria de Guta

bulletMoscú y Damasco acusaron a los rebeldes de bombardear una ruta segura para que los civiles abandonaran la ciudad siria.

Reuters
27/02/2018
Actualización 27/02/2018 - 11:50
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

BEIRUT/GINEBRA.- Un llamado de Rusia a implementar una tregua de cinco horas no logró detener una de las campañas más devastadoras de la guerra en Siria, después de que residentes dijeron que aviones de combate del Gobierno reanudaron los bombardeos en la región de Guta Oriental tras una breve pausa.

Moscú y Damasco acusaron a los rebeldes por el colapso de la tregua y dijeron que los combatientes habían bombardeado una ruta segura para que los civiles abandonaran el enclave. Los insurgentes negaron haber perpetrado esos ataques.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, dijo que Moscú continuaría con un plan para implementar pausas diarias similares en los enfrentamientos, permitiendo que la ayuda llegue a Guta oriental a través de lo que describió como un corredor humanitario.

"Tenemos reportes de que esta mañana se están produciendo constantes combates en Guta oriental", dijo el portavoz de asuntos humanitarios de la ONU, Jens Laerke, en rueda de prensa en Ginebra. "Claramente la situación en terreno no permite que las caravanas puedan pasar ni que se realicen evacuaciones de personas que necesitan tratamiento médico", sostuvo.

Cientos de personas han muerto durante el asedio de 10 días del Gobierno sirio en Guta Oriental, un área controlada por rebeldes que abarca localidades y caseríos en las afueras de Damasco. Se trata de una de las ofensivas aéreas más devastadoras de una guerra que ya lleva ocho años.

Con su ofensiva de Guta, el Gobierno del presidente Bashar al-Assad está recurriendo a los métodos militares que ha utilizado para aplastar a sus oponentes en otras partes de Siria, incluida la zona oriental de Alepo a fines de 2016.

La intensificación del bombardeo a la zona sitiada se ha sumado a una ofensiva terrestre para poner a prueba las defensas rebeldes.

Sin señales de una presión internacional decisiva para detener el ataque, es probable que Guta Oriental corra el mismo destino que otras áreas recuperadas por el Gobierno, donde los corredores humanitarios finalmente se convirtieron en rutas de escape para los rebeldes derrotados.

Residentes en varias localidades de Guta Oriental dijeron que hubo una breve pausa en las luchas, pero afirmaron que los bombardeos se reanudaron rápidamente. En Hammouriyeh, un hombre que se identificó sólo como Mahmoud dijo a Reuters que helicópteros y aviones de combate estaban atacando la zona.

El grupo activista Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Reino Unido, dijo que helicópteros y aviones de combate habían atacado cuatro ciudades de Guta y que el fuego de artillería había causado la muerte a una persona.

Una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU aprobada el sábado llamó a establecer una tregua de 30 días en todo el país, pero ésta excluye a algunos grupos militantes que según Damasco han estado luchando contra sus fuerzas en Guta oriental.

"Es un asunto de vida o muerte, quizás la más crucial. Necesitamos un cese de 30 días en las hostilidades en Siria, tal como lo exige Naciones Unidas", dijo Laerke, portavoz de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asistencia Humanitaria (OCHA por sus siglas en inglés).