Mundo

Enfermedad que acabó con millones de cerdos está regresando a Asia

Este año se han reportado nuevos brotes de peste porcina africana en China y Vietnam, y la enfermedad incluso ha aterrizado en las costas de Malasia.

La peste porcina africana está resurgiendo en Asia, amenazando con revertir los esfuerzos para reponer los rebaños nacionales después de que el virus mató a decenas de millones de cerdos en la región y creó una gran escasez de proteína cárnica.

Este año se han reportado nuevos brotes en China y Vietnam, y la enfermedad incluso ha aterrizado en las costas de Malasia. Si bien los casos nuevos están dispersos y aislados, han advertido a los gobiernos de que el virus está vivo y coleando y podría haber consecuencias nefastas si no se mantiene bajo control.

La peste porcina africana es mortal para los cerdos, pero no se sabe que dañe a los humanos. Sin una vacuna comercial disponible todavía, las autoridades confían en estrictas medidas de bioseguridad y en el sacrificio de animales susceptibles para mantener la enfermedad bajo control. A continuación, se muestra un desglose de la situación más reciente por país.


China

China, hogar de la mitad de los cerdos del mundo, es el país más afectado por la peste porcina africana desde que notificó su primer brote en 2018. Se han encontrado más casos del virus, que el país pensaba que estaba bajo control, en lugares como Hebei, Henan. Sichuan, Yunnan y Xinjiang. Hong Kong también informó de un caso en una granja.

El último brote incluye nuevas variantes que son más leves pero más difíciles de detectar, lo que arroja dudas sobre el objetivo del gobierno de lograr una recuperación total del rebaño para mediados de año. Los comerciantes mundiales siguen de cerca el progreso del país en la reconstrucción del número de cerdos, ya que definirá las necesidades de importación de cereales forrajeros y carne este año. China compró cantidades récord de soja, maíz y carne a proveedores extranjeros en 2020, lo que provocó picos de precios en todos los ámbitos.

Se espera que los precios de la carne de cerdo de China, un determinante clave de la inflación, se mantengan altos durante un período prolongado, mientras que las importaciones de carne continúan subiendo a nuevos récords. En una señal del nerviosismo del gobierno por los últimos brotes, el Ministerio de Agricultura se ha comprometido a intensificar la represión de las vacunas ilegales que se han relacionado con la aparición de nuevas cepas.

Lin Guofa, analista senior de Bric Agriculture Group, estima que la disminución en la capacidad de cría de cerdos se limitará al 10 por ciento este año porque la enfermedad se limita a las regiones del norte y la situación es relativamente estable en otras partes.

Vietnam

Vietnam ha sacrificado unos dos mil cerdos este año hasta finales de febrero tras pequeños brotes de peste porcina africana, según el Ministerio de Agricultura, que dijo que la situación aún está bajo control. Más de 20 regiones de todo el país han informado de nuevos brotes.

La población porcina del país era de 27.3 millones a fines de diciembre, o el 89 por ciento del total registrado antes de que la enfermedad atacara en 2019 y provocara la pérdida de casi seis millones de cerdos. El país espera comenzar a producir su vacuna contra la enfermedad a partir de finales de junio o principios de julio.

Malasia

Malasia tuvo su primer brote de peste porcina africana el mes pasado y dijo que se sacrificarían tres mil cerdos en el estado de Sabah. Las investigaciones comenzaron después de la muerte de un jabalí y se ampliaron después de que las muestras de laboratorio confirmaron el virus en otros cerdos. Esto incluyó al cerdo barbudo de Borneo, una raza clasificada como vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

En una actualización del 7 de marzo, el gobierno de Sabah dijo que el virus se ha extendido a otros distritos, pero que las granjas de cerdos comerciales que suministran la mayoría de los productos porcinos del estado permanecen libres de la enfermedad. "Aunque la PPA no infecta a los seres humanos, es capaz de causar un gran daño económico y de perturbar el bienestar de nuestra sociedad", dijo el viceministro jefe Jeffrey Kitingan.

Corea del Sur

Corea del Sur, que no ha informado de un brote desde octubre, dijo que reforzará las medidas preventivas antes de la temporada de reproducción de los jabalíes de abril a mayo. Los cerdos salvajes rebeldes han sido los principales culpables de la propagación de la enfermedad desde la frontera norte del país hasta las granjas locales.

A fines de febrero, la nación reforzó la cuarentena fronteriza en medio de los informes de nuevos casos en otras partes de Asia, según el Ministerio de Agricultura.

Te puede interesar: