En EU, la custodia de los hijos se complica en tiempos de COVID-19
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

En EU, la custodia de los hijos se complica en tiempos de COVID-19

COMPARTIR

···
menu-trigger

En EU, la custodia de los hijos se complica en tiempos de COVID-19

bulletLas decisiones que los padres tomen durante la pandemia pueden afectar las decisiones judiciales posteriormente, señaló un juez de Nueva York.

Bloomberg / Shelly Banjo
02/04/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La madre sigue celebrando cenas en la ciudad de Nueva York, y al padre le preocupa que sus hijos puedan contraer el COVID-19. ¿Qué puede hacer una pareja divorciada en la era del distanciamiento social?

Esta pareja eligió la ruta tradicional y acudió a los tribunales, por teléfono, por supuesto. En la conferencia, la madre fue reprendida, pero el acuerdo de custodia quedó intacto.

Este caso, contado por la abogada de familia de Nueva York Marilyn Chinitz, ilustra las dificultades a las que se enfrentan los 8.3 millones de niños estadounidenses cuyos padres divorciados o separados comparten la responsabilidad de criarlos en la pandemia.

Las familias están descubriendo que el nuevo coronavirus no es lo único novedoso en estos días. También lo son los problemas legales que plantea para un ámbito tenso de la legislación sobre divorcio: la custodia compartida.

Muchas salas de audiencias están cerradas, y los jueces atienden principalmente a casos de emergencia que involucran abuso doméstico u otros peligros inminentes. Así que abogados y mediadores de todo el país intervienen para arbitrar las relaciones ya polémicas.

Chinitz, socia de Blank Rome quien representó al esposo en el caso de la cena, dijo que los jueces están enviando un mensaje claro a las parejas: “No olviden que voy a decidir este caso de custodia cuando todo esto termine, y lo primero que veré es qué padre está dando acceso al otro padre y quién no”.

Algunos jueces y abogados aconsejan a los padres que no utilicen la crisis para mantener a sus hijos lejos de sus ex cónyuges o para eludir sus obligaciones de cuidado infantil impuestas por el tribunal. Las medidas ahora podrían influir en futuras audiencias de custodia tras el fin de la pandemia, señalan.

“Las ruedas de la justicia pueden girar lentamente, pero lo hacen”, consideró Emily Miskel, jueza de la corte de distrito del condado de Collin, Texas. “Estamos advirtiendo a los padres que intentan engañar y anteponer los conflictos con los adultos al interés superior de sus hijos”.

Miskel intervino después de que las escuelas en Texas del Norte anunciaran que ampliarían el cierre por las vacaciones de primavera para evitar la propagación del virus. Los padres divorciados inmediatamente comenzaron a llamar a sus abogados. ¿Qué significa esto para la custodia de los hijos?

La mayoría de los padres sin custodia primaria tenían a sus hijos durante las vacaciones escolares de 2020; en Texas, el calendario de visitas estándar otorga a los padres sin custodia ese derecho en años pares. Pero con los recientes cierres de escuelas prorrogados indefinidamente, los jueces se vieron obligados a tomar una decisión rápida.

A mediados de marzo, Miskel ayudó a escribir una directiva para mantener las visitas según los horarios escolares publicados anteriormente y pidió a los padres que no tenían la custodia primaria que devolvieran a los niños a quienes sí los tenían.

“Si la escuela no se reanuda y los padres seguían el lenguaje técnico simple de la orden judicial, algunos padres pensaron que tal vez no verían a sus hijos durante meses y meses”, apuntó Miskel.

La mayoría de los otros estados no han emitido decretos sobre temas de custodia, pero los jueces de todo el país están emitiendo directivas similares.

“El comportamiento de los padres hoy puede afectar las decisiones judiciales en el futuro”, escribió Jeffrey Sunshine, un juez de la Corte Suprema de Nueva York en un editorial en el New York Law Journal la semana pasada. “Los que piensan que no hay consecuencias por no comportarse adecuadamente durante esta crisis están equivocados”.