Mundo

El vórtice polar se divide en dos por aumento de temperaturas: provocaría un crudo clima invernal

Los eventos de calentamiento estratosférico repentino ocurren alrededor de seis veces por década en promedio, pero este evento es inusualmente intenso.

Un aumento 'espectacular' de las temperaturas en el Polo Norte está causando que partes del vórtice polar se separen y se desplacen hacia el sur, lo que provocaría un invierno particularmente duro en Estados Unidos, Europa y Asia, de acuerdo con Washington Post.

El vórtice polar es definido por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) como "una gran área de baja presión y aire frío que rodea los polos de la Tierra". Actúa como una especie de depósito para el aire más frío del planeta.

Por lo general, el vórtice polar se mantiene fuerte y estable, y de esta forma el aire frío permanece contenido sobre el Ártico, por lo que las posibilidades de nieve pueden ser pocas o espaciadas.


Sin embargo, cuando se debilita y se mueve fuera del polo, algunas partes llegan a separarse y giran hacia el sur, situación que está ocurriendo en esta temporada debido en gran parte, en este caso, al pico de temperatura estratosférica

Los eventos de calentamiento estratosférico son provocadas por un flujo ascendente de energía en forma de "ondas atmosféricas a gran escala" de la atmósfera inferior, explicó al Post Amy Butler, científica investigadora del Laboratorio de Ciencias Químicas de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

Si bien ocurren a unas 18 millas de altura en el cielo, refiere WP, los eventos de calentamiento estratosférico pueden afectar el vórtice polar con repercusiones significativas para el clima invernal durante semanas o meses.

El diario puntualiza que se incrementa el potencial de tormentas de nieve paralizantes y fuertes ráfagas de aire ártico, con las probabilidades de los brotes fríos más severos en el norte de Europa. Por ejemplo, en el invierno de 2013 a 2014, Chicago, Washington y Boston registraron nevadas intensas debido a algunas partes rotas del vórtice polar.

Los eventos de calentamiento estratosférico repentino ocurren alrededor de seis veces por década en promedio, pero este evento es inusualmente intenso.