El camino 'cuesta arriba' que se le viene a Sanders si quiere derrotar a Biden
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El camino 'cuesta arriba' que se le viene a Sanders si quiere derrotar a Biden

COMPARTIR

···
menu-trigger

El camino 'cuesta arriba' que se le viene a Sanders si quiere derrotar a Biden

bulletEl 'supermartes' solo fue el inicio de una serie de primarias que podrían definir el rumbo de la contienda en favor del exvicepresidente de EU.

bulletSi Sanders quiere anular el 'momemtum' de Biden, deberá centrar sus esfuerzos en llevarse estados como Florida o Michigan.

Bloomberg / Magan Crane, Tyler Pager y Gregory Korte
04/03/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Bernie Sanders enfrenta un camino mucho más difícil para obtener la nominación demócrata para las elecciones presidenciales de lo que parecía algunas semanas, ya que el mapa de las primarias, la demografía y, sobre todo, el momentum están con un 'renacido' Joe Biden.

Los resultados del 'supermartes' dejan al exvicepresidente en posición para separarse del senador de Vermont en el proceso demócrata.

Las próximas primarias del 10 y 17 de marzo pasan por estados en los que está previsto que Biden tenga un buen desempeño, como Michigan, con sus trabajadores de la industria automotriz y su población afroamericana; Florida, con sus residentes mayores, y Ohio, donde los votantes 'abrazan' las raíces de la clase trabajadora de Biden.

El 28 de abril es una fecha en la que Biden también podría 'barrer' en las primarias, pues seis estados, entre ellos su natal Delaware y Nueva York, van a las urnas.

Biden también tiene lo que Sanders tenía hace solo una semana: el impulso y la sensación de ser un ganador. A los votantes les gusta decantarse por los ganadores, e incluso la gran victoria de Sanders en California quedó ensombrecida por los 10 triunfos que logró Biden.

Sanders también falló el martes en demostrar que su pequeña, pero enérgica base de votantes jóvenes y en su mayoría blancos, atraídos por sus propuestas de centroizquierda, puede expandirse y atraer a más personas, incluso cuando capturó los votos latinos en Nevada y California. Esa combinación puede ser una poderosa en el futuro, pero en el aquí y ahora, el 'corazón' del Partido Demócrata está en los afroamericanos, las mujeres y los votantes de mayor edad, quienes favorecen a Biden.

"Si los demócratas quieren un candidato que construya propuestas sobre Obamacare, en lugar de descartarlo; enfrentarse a la Asociación Nacional del Rifle y los fabricantes de armas; proteja a nuestros niños; defienda a la clase media, no aumente sus impuestos, únanse a nosotros”, Biden ha estado diciendo en manifestaciones, un llamamiento 'explícito' para que los demócratas rechacen a Sanders a como dé lugar.

El equipo de campaña del senador por Vermont ha adelantado que criticará el historial de Biden, particularmente su apoyo a la guerra en Irak, a los recortes a la Seguridad Social y el Medicaid, y su voto a favor del aún vigente Tratado de Libre Comercio de América del Norte y del comercio con China.

El personal que trabaja con Sanders rechazó cualquier sugerencia de que el senador alterará su mensaje, subrayando que Sanders continuará siendo Sanders, solo que ahora enfocará 'su fuego' en Biden y en el largo historial del exvicepresidente en Washington sin las distracciones de otros rivales.

"Joe y yo tenemos un historial de votación muy diferente", aclaró Sanders en una conferencia de prensa en Burlington, Vermont. “Tenemos una visión muy diferente para el futuro de este país y estamos llevando a cabo campañas muy diferentes. Y espero que en los próximos meses, podamos debatir y discutir las diferencias muy significativas que tenemos”.

Sanders comenzó ese debate la madrugada del miércoles, lanzando dos anuncios que atacaban directamente a Biden sobre esos temas. Un tercero toma una táctica diferente: presenta a Barack Obama alabando a Sanders por ser auténtico y apasionado. El anuncio de Obama aparece cuando Sanders ha luchado por ganarse a los votantes negros, pero también cuando ha atacado al 'grupo de poder demócrata' por tratar de detener el impulso de su campaña.

El anuncio de Obama provocó una respuesta por parte del equipo de Biden. El portavoz Andrew Bates tuiteó que "ninguna cantidad de anuncios puede reescribir el historial, y no hay sustituto para contar realmente con el respaldo del mejor presidente de nuestras vidas".

El representante de California, Ro Khanna, uno de los presidentes de campaña de Sanders, dijo que el senador usaría su promesa de Medicare para todos y un plan para abordar el encarcelamiento masivo para atraer a los votantes mayores y minoritarios que Biden tiene de su lado.

"No va a abandonar sus principios, pero va a hablar sobre la construcción de una gran coalición", remarcó Khanna. "Está orgulloso del partido demócrata desde Franklin D. Roosevelt hasta el presidente Obama".

Marzo está lleno de primarias que podrían decidir la nominación demócrata, y Sanders podría tener una oportunidad más de vencer a Biden tan pronto como el próximo martes.

Sanders ganó en 2016 cuatro de los seis estados que votarán el 10 de marzo: Idaho, Michigan, Dakota del Norte y Washington. Perdió por menos de mil 600 votos en Missouri, dándole solo un delegado menos que Hillary Clinton, y fue derrotado de manera sobresaliente en Mississippi, con su gran población afroamericana.

Una encuesta de Detroit News / WDIV-TV publicada este miércoles muestra a Biden por arriba de Sanders en Michigan, 29 a 22.5 por ciento, con un margen de error de 4 puntos porcentuales, pero la mitad de la encuesta se realizó antes de la 'resurrección' de Biden.

A Sanders le fue mejor de lo esperado con los votantes afroamericanos en el área de Detroit y ganó el 62 por ciento de las preferencias entre los hombres blancos.

No obstante, el camino se pone un poco 'rocoso' después: en 2016, Sanders perdió los cuatro estados que votaron el 17 de marzo: Arizona, Florida, Illinois y Georgia, pero este año espera que su mensaje contra el libre comercio resuene en los estados agrícolas y manufactureros de Illinois y Ohio. Para llevarse los 'paraísos' de los jubilados que son Arizona y Florida, planea atacar a Biden resaltando que el exvicepresidente estuvo dispuesto a recortes al Seguro Social.

La llamada 'primaria Acela' del 28 de abril será la más peligrosa para Sanders. En 2016, perdió cinco de los seis estados: Connecticut, Maryland, Nueva York, Pensilvania y Delaware. Las últimas dos entidades son como la 'casa' de Biden.

El exvicepresidente inicialmente se mostró reacio a atacar a Sanders, describiéndolo como un buen hombre cuyo enfoque de la política es incorrecto. No obstante, a medida que su propia campaña se hundía y Sanders despegaba, comenzó a señalar la negativa de Sanders a unirse formalmente al Partido Demócrata, la improbabilidad de aprobar un Medicare universal, su historial mixto sobre el control de armas y la falta de logros legislativos.

Una pregunta abierta es si Elizabeth Warren permanecerá en la carrera. Podría decirse que su presencia le costó a los delegados de Sanders el martes, ya que Biden ganó Massachusetts, Minnesota y Texas por márgenes menores que el total de votos de Warren.

A Sanders le va bien en la costa oeste, pero Warren ha centrado gran parte de sus esfuerzos recientes en el estado de Washington, haciendo campaña en Seattle el mes pasado y gastando más de 500 mil dólares en publicidad incluso antes de las primarias del martes. No hay encuestas públicas recientes allí para evaluar la posición de los candidatos.