Dueños de terrenos en la frontera sur se negarían a vendérselos a Trump para el muro
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Dueños de terrenos en la frontera sur se negarían a vendérselos a Trump para el muro

COMPARTIR

···

Dueños de terrenos en la frontera sur se negarían a vendérselos a Trump para el muro

Los dueños planean rechazar cualquier oferta y están dispuestos a llegar a la Corte en caso de que expropien sus terrenos bajo el concepto de dominio eminente.

09/01/2019
Actualización 09/01/2019 - 18:18
Una persona está parada en la frontera con EU,.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

TEXAS.- Ahora que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se dispone a visitar el sur de Texas para promover su solicitud de 5 mil 700 millones para levantar un muro, Eloisa Cavazos, quien tiene una propiedad en la frontera con México, dice que sabe por experiencia propia qué es lo que pasará con el proyecto si es que la Casa Blanca consigue lo que quiere.

El Gobierno federal ha comenzado a sondear los terrenos en la frontera de Texas y ha anunciado sus planes para comenzar la construcción el próximo mes. En vez de entregar sus terrenos, algunos propietarios prometen rechazar las ofertas de compra del Gobierno y se preparan para pelear con el Gobierno en Corte.

"Podrías darme miles de millones de dólares y no te los recibiría", dijo Cavazos, cuyo terreno se asienta en la ribera del río Bravo, que del lado estadounidense se llama río Grande y separa a Estados Unidos de México. "No se trata de dinero".

En marzo, el Congreso asignó fondos para 53 kilómetros de muro y cercos en Texas. El gobierno ha anunciado planes que atraviesan propiedades privadas en el Valle del Río Grande. Algunas de las personas que resultarían afectadas son los propietarios que han vivido en el valle durante generaciones, organizaciones ambientales y una capilla del siglo XIX.

Muchos han contratado abogados que se aprestan a pelear contra el Gobierno si, tal como se espera, expropia los terrenos bajo el concepto de dominio eminente.

La oposición se intensificará si los demócratas aceptan el pedido del Gobierno de Trump de construir más de 345 kilómetros nuevos de muro, incluyendo 167 kilómetros en el Valle del Río Grande y 89 kilómetros cerca de Laredo.

Incluso un acuerdo para instalar vallas de acero, tal como Trump ha insinuado, o más cercos como los que los demócratas antes han respaldado, provocaría más demandas y rechazos en Texas.

Expertos en leyes dicen que Trump probablemente no puede dispensarse del dominio eminente -que requiere que el Gobierno demuestre que el terreno va a ser para uso público y ofrezca una compensación monetaria a los dueños- al declarar una emergencia nacional.