Diócesis de EU publican más de mil nombres de sacerdotes acusados de abuso
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Diócesis de EU publican más de mil nombres de sacerdotes acusados de abuso

COMPARTIR

···

Diócesis de EU publican más de mil nombres de sacerdotes acusados de abuso

Se trata de un listado de sacerdotes desde 1910 a la actualidad, con nombres de algunos acusados que incluso ya murieron, pero que según activistas representa un primer paso.

03/01/2019
El fiscal general de Pensilvania, Josh Shapiro, habla sobre un reporte sobre abuso sexual en la iglesia católica, en una conferencia de prensa.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En los últimos cuatro meses, diócesis católicas en Estados Unidos han publicado los nombres de más de mil sacerdotes acusados de abuso sexual a menores, en una revelación pública sin precedentes.

Casi 50 diócesis y órdenes religiosas han identificado públicamente a sacerdotes que abusaron de menores tras un reporte de Pensilvania de mediados de agosto y otras 55 han anunciado planes de hacer lo mismo en los próximos meses. En total, representan más de la mitad de las 187 diócesis en el país.

Una revisión hecha por AP a la publicación determinó que casi 20 investigaciones locales, estatales o federales, penales o civiles, han sido lanzadas desde la publicación de las conclusiones del jurado investigador en Pensilvania. Dichas investigaciones podrían hacer públicos más nombres y acusaciones, además de generar multas contra las diócesis y que se tomen medidas de seguridad ordenadas por las cortes.

“La gente vio lo sucedido en esas parroquias en Pensilvania y dijo: ‘Eso pasó también en mi parroquia’. Pudieron ver la relación y exigen la misma responsabilidad”, dijo Tim Lennon, presidente de la junta de la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual por Sacerdotes (SNAP).

En algunos casos, las acusaciones recién reveladas datan de hace seis o siete décadas, la más antigua de todas es de 1910 en Luisiana. La mayoría de los sacerdotes fueron apartados desde hace tiempo del sacerdocio y, según un análisis de la AP, más de 60 por ciento han muerto. En la mayoría de los casos, el plazo legal para cargos penales o demandas ha expirado.

No obstante, activistas dicen que exponer a los abusadores casi dos décadas después del estallido del primer escándalo en Boston en el 2002 es un paso alentador, en parte porque las da a algunas víctimas un sentido de vindicación tras décadas de silencio oficial o negativas.

Además, podrían aumentar las presiones contra las diócesis para establecer fondos de compensación a las víctimas, como lo hizo la iglesia en Pensilvania, y pudiera resultar en la expulsión de abusadores de posiciones fuera de la iglesia que dan acceso a niños.

“Es un hito. Nos acercamos cada vez más a lo que debería ser, un reconocimiento verdadero a nivel nacional”, dijo Joe McLean, que presentó una demanda junto con otras víctimas para obligar a la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos a publicar los documentos sobre abusadores en todo el país.

La investigación en Pensilvania, encabezada por el fiscal general Joel Shapiro, identificó a casi 300 “sacerdotes abusadores” en casos que datan de hasta siete décadas y acusó a los líderes de encubrir los abusos, en algunos casos regresando a sacerdotes a sus labores tras breves temporadas en centros de tratamiento o simplemente mudándolos a otros sitios. Los activistas dijeron que el reporte tuvo un gran impacto porque ha sido el más extenso hasta el momento, abarcando todo un estado.