May se queja ante líderes de la UE por 'cerrazón' a peticiones sobre Brexit
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

May se queja ante líderes de la UE por 'cerrazón' a peticiones sobre Brexit

COMPARTIR

···
menu-trigger

May se queja ante líderes de la UE por 'cerrazón' a peticiones sobre Brexit

bulletLa premier británica pidió a los líderes que aportaran garantías políticas y legales que, según dijo, convencerían al Parlamento británico para que apruebe el acuerdo.

Reuters
14/12/2018
Actualización 14/12/2018 - 10:18
Theresa May
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

LONDRES/BRUSELAS.- La primera ministra británica, Theresa May, dijo este viernes que es posible dar más garantías para su acuerdo de Brexit, pese a que los líderes de la Unión Europea le dijeron que no habrá una negociación y menospreciaron su forzada defensa de la salida de Reino Unido del bloque.

En medio del estancamiento que vive el Parlamento británico, el resultado del Brexit sigue siendo incierto, con posibles opciones que van desde un adiós desordenado sin acuerdo a otro referendo sobre la membresía en la UE.

May, que sobrevivió el miércoles a un plan para derrocarla en el seno de su propio Partido Conservador, pidió a los líderes de la UE en una cumbre en Bruselas que aportaran garantías políticas y legales que, según dijo, convencerían al Parlamento británico para que apruebe el acuerdo.

"De hecho, es posible mayor claridad y discusión luego de las conclusiones del Consejo (Europeo)", dijo May a periodistas. "Aún hay trabajo pendiente y tendremos conversaciones en los próximos días sobre cómo conseguir más garantías".

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, descartaron reabrir el acuerdo sellado el mes pasado, que busca una salida suave de Reino Unido el 29 de marzo. No obstante, los líderes le dieron garantías de que esto no debería ligar para siempre a Londres con las reglas de la UE.

Después de que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, comentó que las conversaciones con los británicos sobre el Brexit a menudo condujeron a debates "nebulosos", se pudo ver a May en imágenes oficiales quejándose con él.

Lo que platicaron no se escuchó, pero May parecía agitada mientras Juncker la sujetaba por el brazo, negaba con la cabeza y levantaba la palma de la mano en un aparente esfuerzo por calmarla, antes de que el primer ministro holandés llegara para interrumpirlos.

Cuando se les preguntó si habían hablado sobre el comentario "nebuloso", May reveló que tuvo "una discusión fuerte con Jean-Claude Juncker".

El momento recordó una cumbre en Salzburgo en septiembre, donde se esperaba que los líderes de la UE ofrecieran apoyo a May y, sin embargo, se mostraron irritados por las tácticas británicas en el período previo a la reunión, que terminó con recriminaciones.

Los diplomáticos dijeron que May exasperó a los líderes de la UE el jueves al no esbozar propuestas específicas de lo que necesitaba para impulsar el acuerdo, e incluso en un punto usó su muy ridiculizado mantra de "Brexit significa Brexit".

"Si esto es todo lo que tiene para nosotros, no tiene sentido esforzarse demasiado ahora", comentó un diplomático a Reuters. "Necesita hacer su tarea y tal vez regrese en enero con algo concreto y luego lo veremos. Decir 'Brexit significa Brexit' más de dos años después del comienzo fue lo que endureció la postura de los otros líderes".

Críticas en casa

Los aliados de May dijeron que la cumbre fue un comienzo útil, pero el opositor Partido Laborista dijo que había fracasado y pidió que se agende una votación parlamentaria la próxima semana sobre su acuerdo.

"El acuerdo de Brexit de Theresa May está muerto", dijo el líder laborista Jeremy Corbyn. "La primera ministra ha fracasado por completo en su intento de lograr cambios significativos".

La libra esterlina caía un 1 por ciento el viernes, a 1.2530 dólares, encaminándose a un mínino de 20 meses.

Una periodista del periódico conservador Daily Mail le preguntó a May que era peor, los descontentos en su casa o los "euromatones" en Bruselas, y si alguna vez quiso dejar su trabajo y escaparse a un isla remota.

"Negociaciones como esta son siempre difíciles", respondió. "Siempre hay momentos difíciles y, a medida que te acercas al final, puede volverse aún más difícil porque estás en los últimos detalles".