Demócratas advierten a la Casa Blanca que le enviarán una citación por el caso Trump-Ucrania
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Demócratas advierten a la Casa Blanca que le enviarán una citación por el caso Trump-Ucrania

COMPARTIR

···

Demócratas advierten a la Casa Blanca que le enviarán una citación por el caso Trump-Ucrania

La citación, que estará dirigida al jefe de gabinete interino, Mick Mulvaney, es necesaria porque la Casa Blanca ha ignorado múltiples solicitudes, dijeron los demócratas.

AP
02/10/2019
La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, de California, junto con el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, demócrata de California.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los líderes demócratas de la Cámara de Representantes advirtieron a la Casa Blanca este miércoles que esperaran una citación exigiendo documentos sobre los tratos del presidente Donald Trump con Ucrania, acusando a la administración de "desprecio flagrante" de las solicitudes anteriores y diciendo que el rechazo podría considerarse un delito impenetrable.

Por separado, los demócratas acusaron a Trump de "una incitación a la violencia" contra un informante de seguridad nacional y le aconsejaron a él y a su administración que no intimiden a los posibles testigos en su investigación de juicio político.

El denunciante expuso una llamada telefónica de julio que Trump tuvo con el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy en la que Trump presionó para que se investigara al rival político demócrata Joe Biden y su familia.

El presidente del comité de inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, acusando a Trump de incitar a la violencia contra el denunciante, dijo que cualquier esfuerzo por interferir con las investigaciones de los demócratas se consideraría evidencia de obstrucción y podría incluirse en artículos de juicio político.

"No estamos engañando por aquí", dijo.

Trump no mostró signos de ceder, tuiteó una vulgaridad durante la conferencia de prensa de los líderes de la Cámara de Representantes y dijo "los demócratas que no hacen nada deberían centrarse en la construcción de nuestro país".

Trump ha tuiteado en los últimos días que quiere "averiguar" sobre el denunciante y cuestionarlo, aunque la identidad de la persona está protegida por la Ley de Protección de Denunciantes.

Los demócratas dijeron que citarían la Casa Blanca el próximo viernes para obtener documentos relacionados con los tratos de Trump con Ucrania. El presidente de la Cámara de Supervisión y Reforma, Elijah Cummings, escribió en un memorando a los miembros del comité que la acción es necesaria porque la Casa Blanca ha ignorado múltiples solicitudes.

Refiriéndose a un informe sobre la denuncia del informante, Cummings dijo que, dada las "advertencias crudas y urgentes" que el inspector general de la comunidad de inteligencia entregó al Congreso, el panel "no tiene más remedio que emitir esta citación".

La citación se dirigirá al jefe de gabinete interino, Mick Mulvaney, y solicitará 13 lotes separados de documentos relacionados con la llamada de julio y otros asuntos relacionados.

La llamada se desarrolló en el contexto de un paquete de ayuda exterior de 250 millones de dólares para Ucrania que estaba siendo preparado por el Congreso pero que Trump había paralizado.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, dijo que la citación es "nada más que más solicitudes de documentos, tiempo perdido y dólares de los contribuyentes que finalmente mostrarán que el presidente no hizo nada malo".

El anuncio de la citación se produjo cuando el personal de la Cámara y el Senado se preparaba para reunirse con el inspector general del Departamento de Estado este miércoles por la tarde. Una invitación del Departamento de Estado, revisada por The Associated Press, solicitaba una reunión "urgente" con el personal de ocho paneles de la Cámara y el Senado.

La invitación indicaba que el inspector general, Steve Linick, "quisiera discutir y proporcionar al personal copias de documentos relacionados con el Departamento de Estado y Ucrania". Los documentos se obtuvieron del asesor legal interino del Departamento de Estado, según el correo electrónico.

Mientras tanto, el secretario de Estado, Mike Pompeo, reconoció este miércoles que estaba en la llamada telefónica entre Trump y Zelenskiy que está en el centro de la investigación de juicio político. También continuó presionando contra lo que dijo que era "intimidación" de los demócratas.

Los demócratas han programado declaraciones a puerta cerrada el jueves con el ex enviado especial a Ucrania Kurt Volker y la próxima semana con la destituida embajadora estadounidense Marie Yovanovitch y otros tres funcionarios del Departamento de Estado. Pompeo dijo a los comités el martes que las fechas que habían fijado "no eran factibles", pero que al menos algunos de los funcionarios todavía están llegando.

Los demócratas dijeron que la resistencia de Pompeo equivalía a su propia intimidación.

"Cualquier intento de intimidar a los testigos o evitar que hablen con el Congreso, incluidos los empleados del Departamento de Estado, es ilegal y constituirá evidencia de obstrucción a la investigación de juicio político", dijo Schiff, el presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Eliot Engel, el martes en un aviso a Pompeo

Dijeron que si estaba en la llamada de Trump, "el secretario Pompeo ahora es un testigo de hecho en la investigación de juicio político de la Cámara". Y advirtieron: "Debería cesar de inmediato a intimidar a los testigos del departamento para protegerse a sí mismo y al presidente".

Los demócratas a menudo señalan que la obstrucción fue uno de los puntos para el juicio político contra Richard Nixon, quien renunció a la presidencia en 1974 frente a un juicio político casi seguro.

Los comités buscan el testimonio voluntario de los funcionarios actuales y anteriores a medida que la Cámara investiga las acciones del Departamento de Estado y las otras llamadas de Trump con líderes extranjeros que han sido protegidos del escrutinio. También han citado a Pompeo por documentos.

Volker desempeñó un papel directo al tratar de organizar reuniones entre Rudy Giuliani, quien es el abogado personal de Trump, y Zelenskiy, dijeron los presidentes. El Departamento de Estado dijo que Volker confirmó que había puesto a un asesor de Zelenskiy en contacto con Giuliani, a solicitud del asesor de Ucrania.

Yovanovich, el diplomático de carrera cuyo retiro abrupto de Ucrania a principios de este año planteó dudas, aparecerá la próxima semana. Los demócratas también quieren saber de T. Ulrich Brechbuhl, un consejero del Departamento de Estado, que también escuchó la llamada de Trump-Zelenskiy, dijeron.

Un informante anónimo alegó en una carta de agosto al inspector general de la comunidad de inteligencia, Michael Atkinson, que la Casa Blanca trató de "bloquear" la llamada telefónica de Trump el 25 de julio con el nuevo presidente ucraniano porque le preocupaba que el contenido se filtrara al público. La queja finalmente se hizo pública después de que el director de Inteligencia interino Joseph Maguire la retuviera del Congreso durante varias semanas.

En los últimos días, se ha revelado que la administración también intentó restringir la información sobre las llamadas de Trump con otros líderes extranjeros, incluidos Vladimir Putin de Rusia y Mohammed bin Salman de Arabia Saudita, trasladando notas a un sistema informático altamente clasificado.

El presidente de Ucrania dijo a los periodistas el martes que nunca se había reunido ni hablado con Giuliani. Zelenskiy insistió en que "es imposible presionarme". Dijo que enfatizó la importancia de la ayuda militar repetidamente en las discusiones con Trump, pero "no me explicaron" por qué el dinero no llegó hasta septiembre .

En Rusia, Putin dijo que el escrutinio sobre la llamada telefónica mostró que los adversarios de Trump están usando "todas las excusas" para atacarlo.