Demandan a policía de NY por espiar a comunidad musulmana
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Demandan a policía de NY por espiar a comunidad musulmana

COMPARTIR

···
Mundo

Demandan a policía de NY por espiar a comunidad musulmana

18/06/2013
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Notimex

Un grupo de organismos civiles presentó hoy una demanda contra la policía de ésta ciudad debido a que su programa de espionaje a la comunidad musulmana es anticonstitucional y contraviene la libertad de culto.

Uno de los grupos demandantes, la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU, por sus siglas en inglés), explicó que la policía de Nueva York viola los derechos civiles de los musulmanes neoyorquinos, por lo que pidieron suspender la vigilancia rutinaria a esta comunidad.

El Programa de Vigilancia a Musulmanes ha sido ampliamente documentado en los propios archivos de la policía, que espía de manera rutinaria mezquitas, restaurantes y librerías, además de que mantiene registros de conversaciones entre individuos de esta religión.

Asimismo, la policía envía infiltrados a las mezquitas y asociaciones de estudiantes musulmanes con el fin de que tomen fotografías, registren placas de autos y mantengan una lista de personas por el simple hecho de practicar la religión del Islam.

"Cuando la policía convierte a gente respetuosa de la ley en sospechosa porque va a un mezquita y no a una iglesia o sinagoga, viola las garantías de igualdad y libertad religiosa de la Constitución", dijo Hina Shamsi, directora del
Proyecto de Seguridad Nacional de ACLU.

Shamsi aseguró que la policía tiene el deber de proteger a los ciudadanos, pero que espiar a personas inocentes sólo por la religión que practican es una manera errónea y poco efectiva de hacerlo.

"Pedimos a la corte que termine la inconstitucional discriminación religiosa", asentó Shamsi en un comunicado.

Uno de los demandantes, el imán Hamid Hassan Raza de la mezquita Masjid Al-Ansar, del condado de Brooklyn, explicó que ha comenzado a grabar sus sermones por temor a que la policía los cite fuera de contexto y a que pueden ser malinterpretados.

Mencionó además que luego de recibir visitas de la policía ha dejado de abordar temas que podrían parecer controversiales, y ha pedido a su congregación hacer lo mismo. Como consecuencia de la vigilancia, Reza ha visto una dramática baja en la asistencia a la mezquita.

"No hablo con mi congregación acerca de temas de actualidad o religiosos que la policía pueda hallar objetables porque tengo miedo de atraer mayor atención policiaca. El programa de vigilancia me ha impedido cumplir con mi obligación como imán", afirmó Reza.

Por su parte, Ramzi Kassem, abogado de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY, por sus siglas en inglés) consideró que el programa criminaliza a un enorme segmento de la población de la ciudad e irrumpe la vida comunitaria y las prácticas religiosas.