Mundo

Deb Haaland sería la primera nativa americana en ser secretaria del Interior en EU con mandato de Biden

Haaland se encargaría de trazar un nuevo rumbo para el departamento, incluida la implementación de las promesas de Biden para limitar el fracking y dejar de permitir proyectos con combustibles fósiles.

El presidente electo Joe Biden nombró a Deb Haaland para que dirija el Departamento del Interior, según gente familiarizada con el asunto, poniendo a la representante demócrata en línea para convertirse en la primera nativa americana como secretaria en el gabinete en toda la historia de EU.

El Departamento del Interior también juega un papel clave en los asuntos de los nativos americanos.

Si se confirma como secretaria del Interior, Haaland tendría la oportunidad de trazar el futuro de la conservación, la recreación y la extracción de petróleo en terrenos federales, incluido el territorio de Nuevo México, el estado que representa en la Cámara de Representantes.


"Sería un honor hacer avanzar la agenda climática de Biden-Harris, ayudar a reparar la relación entre el gobierno y las tribus que la administración Trump ha arruinado y servir como la primera nativa como secretaria del gabinete en la historia de nuestra nación", dijo Haaland en un comunicado citado en el New York Times.

Haaland,de 60 años de Laguna Pueblo, una tribu de 7 mil 700 miembros al oeste de Albuquerque, Nuevo México, ha recibido elogios generalizados de grupos ambientalistas y líderes tribales. Dicen que ella traería un compromiso profundo de proteger la tierra con una agencia a cargo de 500 millones de acres.

La demócrata hizo historia como una de las dos primeras mujeres nativas americanas elegidas al Congreso en 2018.

"Joe Biden eligió a la persona más calificada y puso un verdadero movimiento progresista en su gabinete", dijo Stephanie Taylor, cofundadora del Comité de Campaña de Cambio Progresivo, que había defendido la elección.


Sin embargo, Haaland podría enfrentar el rechazo de los republicanos en el Senado, recelosos de su oposición al fracking, la técnica que ha impulsado el desarrollo del petróleo y el gas en Estados Unidos a niveles récord, y su apoyo al Green New Deal, un plan progresista para descarbonizar rápidamente a EU.

Haaland ha dicho que está "de todo corazón en contra del fracking y la perforación en tierras públicas".

De confirmarse, Haaland sería la tercer demócrata de la Cámara de Representantes que partiría hacia la administración Biden, que dejaría a los líderes demócratas de la cámara con una estrecha mayoría antes de elecciones especiales para llenar los escaños abiertos.

Jane Kleeb, activista del oleoducto y presidenta del Partido Demócrata de Nebraska que alentó la selección de Haaland, dijo que le llamó la atención el enfoque del legislador en la protección de la tierra durante una reunión de agentes demócratas el año pasado. Las primeras palabras de Haaland en el micrófono fueron que "la tierra lo es todo."

"Su enfoque siempre sería proteger la tierra", dijo Kleeb en una entrevista antes de que Biden hiciera su selección. Haaland "tomará ese Departamento en una dirección completamente nueva". El Departamento del Interior administra el sistema de parques nacionales y supervisa el pastoreo, la recreación, el desarrollo energético y otras actividades en alrededor de una quinta parte de la tierra de EU. El Departamento tiene un título de fideicomiso de más de 56 millones de acres para naciones tribales y su Oficina de Asuntos Indígenas trabaja directamente con 578 tribus nativas americanas reconocidas federalmente.

Si se confirma, Haaland se encargaría de trazar un nuevo rumbo para el departamento, incluida la implementación de las promesas de campaña de Biden para limitar el fracking y dejar de permitir proyectos con combustibles fósiles en tierras federales.

Eso sería un cambio dramático con respecto a la administración Trump. Durante los últimos cuatro años, el Departamento del Interior ha impulsado incansablemente la minería y la perforación en bienes raíces federales, al tiempo que ha creado nuevas oportunidades de caza y pesca en los refugios y criaderos de vida silvestre.

En la Cámara, Haaland ha abogado por una mayor consulta con las tribus, la conservación de las tierras federales y la colaboración federal-tribal para prevenir delitos violentos. Trabajó para bloquear la perforación cerca de las mesas de arenisca y las ruinas de la región del Gran Chaco del noroeste de Nuevo México.

Haaland creció en una familia de militares, con su padre un infante de marina de combate y su madre en la Marina. Asistió a 13 escuelas diferentes antes de graduarse en Albuquerque, y obtuvo sus títulos de licenciatura y derecho en la Universidad de Nuevo México.

Haaland ha hablado sobre sus luchas como madre soltera, como voluntaria en el preescolar de su hija y, en ocasiones, dependiendo de la asistencia alimentaria.

Ha estado activa durante mucho tiempo en la política demócrata, se ofreció como voluntaria para la candidatura presidencial de John Kerry en 2004, trabajó en las campañas presidenciales de Barack Obama en 2008 y 2012, y luego se desempeñó como presidenta del Partido Demócrata de Nuevo México.

También se desempeñó como administradora tribal del Pueblo de San Felipe, dirigió una pequeña empresa que producía Pueblo Salsa y supervisó las operaciones comerciales de la segunda empresa de juegos tribales más grande de Nuevo México como presidenta de la Junta de Directores de Laguna Development Corporation.