Legalmente sigo siendo presidente de Bolivia hasta enero de 2020: Evo
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Legalmente sigo siendo presidente de Bolivia hasta enero de 2020: Evo

COMPARTIR

···
menu-trigger

Legalmente sigo siendo presidente de Bolivia hasta enero de 2020: Evo

bulletEl político boliviano, quien está refugiado en Argentina, consideró que Estados Unidos no desea que vuelva a su país.

AP Notimex
19/12/2019
Actualización 19/12/2019 - 21:56
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Evo Morales aseguró este jueves que continúa siendo presidente de Bolivia hasta enero de 2020, y que su renuncia no ha sido aceptada por la Asamblea Legislativa hasta el momento. Dijo que dará una “batalla jurídica” con el respaldo de un equipo internacional de juristas.

Desde su exilio en Argentina, donde reside en calidad de refugiado político, Morales apuntó en su cuenta oficial de Twitter que al declinar de su cargo, el pasado 10 de noviembre, la Cámara debía aceptar el procedimiento como dicta la ley 161 de la Constitución Política del Estado boliviano.

Antes, Morales afirmó en una rueda de prensa que dio en Buenos Aires, donde llegó el 12 de diciembre acompañado de varios exfuncionarios bolivianos, que Estados Unidos “no quiere” que regrese a su país.

Aseveró que la presidencia interina de Jeanine Áñez fue ilegal y autoproclamada, llamando a su gobierno golpista, como en ocasiones anteriores había denominado al nombramiento de su opositora.

Acusó al gobierno interino de violar sistemáticamente la Constitución y perseguir a los opositores cometiendo crímenes de lesa humanidad, y dijo que los actos del gobierno actual son “nulos de pleno derecho”.

La Fiscalía de La Paz emitió el miércoles una orden de aprehensión contra Evo Morales por cargos de sedición, terrorismo y financiamiento del terrorismo.

Luego se exilió en México y, tras un breve paso por Cuba para hacer una consulta médica, llegó al país sudamericano con el beneplácito del gobierno del presidente peronista Alberto Fernández.

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, refugiado en Buenos Aires, señaló que un equipo integrado por el célebre jurista español Baltasar Garzón luchará contra la orden de detención emitida en su contra por parte del gobierno de transición de su país.

“Constituimos un equipo internacional, con el doctor Baltasar (Garzón) en Europa”, dijo Morales en una rueda de prensa, un día después de que la fiscalía boliviana ordenara su arresto, en una investigación por supuestos delitos de “sedición y terrorismo”.

“Vamos a actuar jurídicamente contra esta orden de aprehensión que no es constitucional ni legal”, advirtió.

El documento, firmado por los fiscales de La Paz, Jimmy Almanza y Richard Villaca, ordena a fiscales, policías y funcionarios públicos que detengan y conduzcan a Evo Morales ante las oficinas de la fiscalía.

La fiscalía abrió la investigación por los delitos de “sedición y terrorismo” tras una denuncia presentada por el actual ministro de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, el 22 de noviembre.

El proceso contra el exgobernante izquierdista, quien dimitió el 10 de noviembre, se sustenta en un audio revelado por Murillo en el que supuestamente se escucha la voz de Morales dando instrucciones a uno de sus partidarios, el cocalero Faustino Yucra, para bloquear caminos e interrumpir el suministro de alimentos a algunas ciudades.

“Yo no tengo miedo a las detenciones, fui cuántas veces detenido y confinado.... asilado y refugiado, solo me faltaba eso”, señaló Morales.

El ahora expresidente, quien estuvo casi 14 años en el poder, dimitió por la presión de manifestaciones promovidas por la oposición, tras unos comicios en los que hubo “irregularidades” según la Organización de los Estados Americanos, y después de que las fuerzas armadas y la policía le retiraran su apoyo.

Después de su renuncia, varias ciudades bolivianas, principalmente La Paz y su vecina El Alto, sufrieron escasez de alimentos y combustibles.

El exmandatario señaló que volverá a Bolivia, pero de momento, hará campaña por su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS).