Mundo

'Cumplí una misión', asegura supuesto atacante de Toronto

Alek Minassian, quien supuestamente atropelló a un grupo de peatones en 2018, provocando la muerte de 10 personas, señaló que el motivo de su acción fue dañar a la gente que tiene relaciones sexuales.

En un video dado a conocer recientemente, el presunto conductor de una camioneta van que mató a 10 personas al embestir a peatones en Toronto dijo a los policías que pertenecía a una comunidad en internet de hombres frustrados sexualmente que planean ataques contra todos los que sí tienen relaciones sexuales.

Alek Minassian enfrenta 10 cargos de asesinato en primer grado y 16 cargos por intento de asesinato en relación con el ataque del 23 de abril de 2018.

El caso atrajo la atención a un mundo en línea de solitarios sexuales, ira y misoginia luego que el sospechoso recurrió a una sublevación de "célibes involuntarios" y aseguró haber tenido contacto con un asesino de California que odiaba a las mujeres por rechazarlo.

Minassian, de 26 años, es acusado de embestir con una van alquilada a peatones en un ajetreado vecindario del norte de Toronto. Ocho mujeres y dos hombres cuyas edades oscilaban entre los 22 y los 94 años fallecieron.

El supuesto implicado aún no ha señalado a la Corte cómo se declara ante los cargos. Su juicio inicia en febrero del año próximo, pero este viernes fue levantada la prohibición a la publicación de su interrogatorio con la policía. El interrogatorio se efectuó pocas horas después del incidente.

"Siento que he cumplido mi misión", respondió Minassian a la pregunta de los detectives sobre cómo se sentía sobre la muerte de 10 personas.

Minassian, quien aseguró nunca haber tenido una novia ni relaciones sexuales, reconoció que usó la camioneta como arma y agregó que deseaba servir de inspiración para futuros ataques.

El supuesto atacante se autodenomina un "célibe involuntario". Ese movimiento es considerado una subcultura en internet y ha sido relacionado con el ataque letal en Toronto y otros incidentes registrados en California y Florida.

El grupo promueve la idea misógina de que los hombres poseen el derecho de tener sexo con mujeres.