Cumbre sobre abusos sexuales no terminará con crisis: papa Francisco
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cumbre sobre abusos sexuales no terminará con crisis: papa Francisco

COMPARTIR

···
menu-trigger

Cumbre sobre abusos sexuales no terminará con crisis: papa Francisco

bulletMe permito decir que he percibido una expectativa inflada y hay que desinflarla, porque el problema de los abusos seguirá, reconoció el pontífice.

Reuters
28/01/2019
El papa Francisco charló con periodistas en su viaje de regreso a Roma.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

A BORDO DEL AVIÓN PAPAL.- El papa Francisco advirtió el domingo contra las expectativas excesivas previas a la cumbre que celebrará el próximo mes El Vaticano sobre la crisis mundial de los abusos sexuales, asegurando que es un problema humano que continuará.

El pontífice convocó a los presidentes de todas las conferencias nacionales de obispos del mundo al Vaticano del 21 al 24 de febrero.

La reunión le ofrece una oportunidad para responder a las críticas de las víctimas de abusos, que le acusan de haber manejado mal la crisis y no haber hecho lo suficiente para responsabilizar a los obispos por encubrirla. No obstante, el papa dijo que la esperada reunión no acabará con el problema.

"Yo me permito decir que he percibido una expectativa inflada. Hay que desinflar las expectativas, porque el problema de los abusos seguirá, es un problema humano, pero humano por todas partes", declaró a los periodistas en el avión de regreso desde Panamá.

Dijo que uno de los objetivos de la cumbre es que los obispos regresen a sus países con lo que calificó como "protocolos claros" sobre cómo prevenir el abuso y ayudar a las víctimas.

Se espera la asistencia de más de 200 prelados. Los jefes de las conferencias episcopales asistirán a sesiones con el papa, expertos en abusos y víctimas.

"Es un drama humano y debemos cobrar conciencia. También nosotros, resolviendo el problema en la Iglesia, pero cobrando conciencia, ayudaremos a resolverlo en la sociedad, en las familias en donde la vergüenza hace encubrir todo. Pero antes tenemos que cobrar conciencia, tener protocolos y seguir adelante", señaló.

La respuesta de la Iglesia ante la crisis ha variado de un país a otro. Si bien hay en vigor procedimientos claros y estrictos para prevenir abusos en países como Estados Unidos desde hace más de una década, otros países, sobre todo en el mundo en desarrollo, se han quedado atrás.

Francisco ha prometido en repetidas ocasiones tolerancia cero para los sacerdotes que abusen de los niños, pero los críticos exigen más acciones.

Descarta cambiar reglas sobre celibato

También, el pontífice descartó definitivamente el domingo cualquier posibilidad de que vaya a cambiar la regla de la Iglesia Católica que exige el celibato a los sacerdotes.

Sin embargo, reiteró que está abierto a un mayor estudio sobre la posibilidad de ordenar a hombres casados mayores en circunstancias excepcionales en zonas remotas con gran escasez de sacerdotes.

"En lo personal, creo que el celibato es un don para la Iglesia. En segundo lugar digo que no estoy de acuerdo con permitir el celibato opcional, no", dijo.

Los partidarios de dejar que los sacerdotes se casen dicen que atraería más vocaciones. Otra voces afirman que el celibato forzado podría estar ligado con casos de conducta sexual inapropiada por parte de los sacerdotes, mientras que los opuestos dicen que el celibato permite que un sacerdote se dedique por completo a la Iglesia.

El celibato sacerdotal no se aplicó de manera extendida hasta el siglo XII. No es una doctrina formal de la Iglesia y, por tanto, puede ser cambiada, pero el papa Francisco dejó en claro que no será él quien lo haga.

"Es una cosa mía, personal, yo no lo haré. Y esto queda claro. Solamente es mi pensamiento personal. ¿Soy cerrado, acaso? No me quiero poner frente a Dios con esta decisión", afirmó.

Francisco dejó abierta la posibilidad de ordenar a los llamados "Viri Probati", denominación que reciben en latín los hombres de carácter probado. Tales hombres serían ancianos, miembros destacados de la comunidad católica local y con hijos adultos.

"Solamente quedaría alguna posibilidad en los sitios alejadísimos, como las islas del Pacífico. Cuando hay necesidad pastoral, el pastor debe pensar en los fieles", afirmó "No digo que haya que hacerlo, porque no he reflexionado, no he rezado lo suficiente sobre esto. Pero los teólogos deben estudiar".