Mundo

Cristina Fernández enfrenta otro juicio por un regalo de Putin

La expresidenta de Argentina deberá enfrenta un nuevo juicio oral debido al hallazgo de, entre otros, una carta del libertador José de San Martín al patriota chileno Bernardo O’Higgins.

La expresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, deberá enfrenta un nuevo juicio oral debido al hallazgo de documentos históricos en su casa del Calafate, que incluyó una carta del libertador trasandino José de San Martín al patriota chileno Bernardo O'Higgins de principios del siglo XIX, que ella dice se lo regaló el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

La decisión fue tomada por el juez Claudio Bonadío, quien según lo informado por el portal Página 12, decidió cerrar la investigación para que los fiscales y las defensas presenten sus argumentos previos a las audiencias.

Si bien la exmandataria no fue imputada "por robo", quedó procesada por incumplimiento de los deberes de funcionario público al no entregar los papeles al Archivo Nacional. Además, por "ocultamiento, destrucción o exportación ilegal de documentos históricos".

El escrito de los próceres fue encontrado durante un allanamiento a la viuda de Néstor Kirchner en el marco de la indagatoria por los "cuadernos de coimas", que revisa la existencia de una eventual red de corrupción establecida durante los gobiernos de los peronistas, de lo que actualmente es enjuiciada.

En su libro biográfico Sinceramente, Fernández aseguró que la carta la recibió de regalo de manos del presidente ruso, Vladimir Putin, en marzo de 2015, durante su viaje oficial a Moscú, quien a su vez aseguró haberla comprado en Nueva York.

En su libro escribió: "(Putin) Hizo detener el paso de nuestra comitiva y pidió a uno de sus colaboradores, que tenía una caja en sus manos, que se acercara".

Agregó: "Ante mi sorpresa y traductor mediante, me dijo: 'Esto es para usted, presidenta'. Cuando abrí la caja y pude ver la carta original de San Martín a O'Higgins, casi me muero".

En tanto, el Instituto O'Higgins pidió a las autoridades chilenas que realice las gestiones formales para que la carta se regrese de inmediato al país.