Corte brasileña revoca dictamen que daría libertad a Lula
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Corte brasileña revoca dictamen que daría libertad a Lula

COMPARTIR

···
menu-trigger

Corte brasileña revoca dictamen que daría libertad a Lula

bulletEl expresidente brasileño se encuentra cumpliendo una pena de 12 años de cárcel por corrupción y lavado de dinero, después de perder su primera apelación contra su condena.

Bloomberg / Mario Sergio Lima
20/12/2018
Lula Da Silva, expresidente brasileño.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El presidente de la Corte Suprema de Brasil revocó el dictamen que podría haber permitido la liberación de un grupo de presos encarcelados antes de finalizar su proceso de apelación, entre ellos el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

El juez José Antonio Dias Toffoli emitió la orden judicial el miércoles por la noche, pocas horas después de que uno de sus colegas de la Corte Suprema emitiera la decisión unilateral para liberar a los presos que aún tenían apelaciones pendientes. Los abogados de Lula habían presentado una petición para liberar a su cliente basándose en esa decisión. La fiscalía la apeló.

El expresidente Lula se encuentra cumpliendo una pena de 12 años de cárcel por corrupción y lavado de dinero, después de perder su primera apelación contra su condena. Desde su encarcelamiento en abril, los abogados y simpatizantes de Lula han hecho esfuerzos reiterados para liberar al líder de izquierda, a quien se le impidió presentarse en las elecciones presidenciales de este año debido a su condena. En julio, un juez federal ordenó su liberación, pero un tribunal superior revocó esa decisión.

En la declaración que acompaña a la decisión, Toffoli escribió que el fallo anterior generaría inseguridad jurídica y podría dañar el orden público. El tribunal volverá a discutir el asunto el 10 de abril.

Según el sitio web G1, el consejo nacional de justicia, o CNJ, había estimado que la decisión podría haber liberado a 169 mil presos, poco menos de una cuarta parte de la población carcelaria de Brasil.