Mundo

Congreso de EU aprueba paquete de ayuda COVID de 1.9 billones de dólares de Biden

La Cámara de Representantes aprobó el plan de Biden con el apoyo unánime de los demócratas y el rechazo de los republicanos.

El paquete de ayuda COVID de 1.9 billones de dólares del presidente Joe Biden superó el obstáculo final del Congreso este miércoles; la Cámara aprobó el proyecto de ley con una votación de 220 a 211 y lo envió al presidente para su firma.

La votación culmina con el camino de casi dos meses desde el momento en que Biden dio a conocer por primera vez su Plan de Rescate Estadounidense, duras negociaciones en el Senado y su aprobación final, en gran parte en la forma en que se propuso al inicio. Biden planea firmar la legislación el viernes.

El proyecto de ley es una gran victoria política para el nuevo presidente, mostrando su influencia sobre un Partido Demócrata que controla el Congreso por el más mínimo margen. Al mismo tiempo, la división partidista sobre el proyecto de ley vislumbra la dificultad que Biden tendrá en la promulgación del programa de millones de dólares, a más largo plazo, que quiere a finales de este año.

La mayoría de los estadounidenses recibirán pagos directos de mil 400 dólares y los cheques se emitirán en unos días. El proyecto de ley proporciona nuevos subsidios para el seguro médico y créditos fiscales para niños, al tiempo que amplía los beneficios de desempleo suplementarios de 300 dólares por semana hasta septiembre. También hay 360 mil millones de dólares para los gobiernos estatales y locales, un rescate para las pensiones sindicales en problemas y fondos para aumentar las vacunas y la reapertura de escuelas.

Contribuciones al PIB del plan de $ 1,9 billones

"Mañana se cumplirá un año desde que el coronavirus fue declarado emergencia de salud pública por la Organización Mundial de la Salud", dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, al concluir el debate. "Desde ese día, casi 30 millones de estadounidenses se han infectado, más de medio millón de estadounidenses han muerto, más vidas de las que se perdieron en combate en todas las guerras estadounidenses contra enemigos extranjeros combinadas".

"Esta legislación pone casi un billón de dólares en los bolsillos del pueblo estadounidense", dijo. "Me uno al presidente Biden en su promesa: la ayuda está en camino".

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que la administración "avanzará a toda velocidad en la implementación del proyecto de ley".

La legislación se aprobó sin un solo voto republicano ni en la Cámara ni en el Senado, en marcado contraste con los cinco proyectos de ley bipartidistas anteriores COVID-19 promulgados bajo el presidente Donald Trump, antes de que la pandemia comenzara a retroceder en medio de la campaña de vacunación actual.

El representante Jared Golden de Maine fue el único demócrata que no votó. También había votado en contra de la versión aprobada anteriormente por la Cámara.

Los republicanos criticaron a Biden, Pelosi y al líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, por rechazar propuestas más modestas. Con la economía ya en recuperación, dijeron que el proyecto de ley de ayuda era excesivo y aumentará los riesgos financieros.

"No se puede seguir sumando montañas de deuda a cientos de miles de millones a la vez" sin consecuencias, dijo Steve Scalise de Louisiana, el segundo republicano de la Cámara de Representantes. "Cuando miras las prioridades de la presidenta Pelosi, es gastar la mayor cantidad de dinero lo más rápido posible en su agenda socialista".

Un grupo de 11 senadores republicanos dijeron que podrían apoyar un proyecto de ley de estímulo de 650 mil millones de dólares, con beneficios más específicos y un enfoque en los esfuerzos antivirus. Biden recibió a la mayoría de ellos en la Oficina Oval, solo para concluir que el abismo entre ellos era demasiado grande para intentar salvarlo.

El proyecto de ley es mucho más grande que las expectativas iniciales de Wall Street sobre lo que podría lograrse en un Congreso estrechamente dividido. Los economistas aumentaron esta semana sus proyecciones de crecimiento para incorporar el impacto. Morgan Stanley elevó el martes su pronóstico de crecimiento económico de Estados Unidos para 2021 al 7.3 por ciento, un ritmo sin igual desde el auge de la Guerra de Corea en 1951.

La Oficina de Presupuesto del Congreso, que no es partidista, estimó que este año saldrían 1.1 billones de dólares de gastos en virtud del proyecto de ley de ayuda, y otros 476 mil millones en 2022.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, dijo en una entrevista de MSNBC esta semana que el mercado laboral volvería a los niveles previos a la pandemia para fines de 2022, en línea con muchos pronósticos de los principales analistas.

La ayuda está dirigida a los estadounidenses con ingresos más bajos. Un estudio del Tax Policy Center encontró que los ingresos del quinto más bajo de los asalariados aumentarán un 20 por ciento, el más alto entre los grupos de ingresos. Eso ayudará a acelerar el ingreso de dinero a la economía, ya que los que están en los niveles más bajos gastan una mayor parte de su presupuesto en las necesidades básicas del hogar, incluida la atención médica, la comida y la ropa.

Te puede interesar:

Empleo en EU podría recuperarse en 2022 con plan de Biden: secretaria del Tesoro

Texanos afectados por heladas enfrentan nuevo problema: facturas de luz exorbitantes