Mundo

Condenan a 4 años de prisión a Zhang Zhan, periodista que informó sobre el brote de COVID-19 en Wuhan

La condena es un atentado del Gobierno chino a la libertad de expresión y de prensa, dijo una organización que defiende los derechos humanos en la nación.

La periodista china Zhang Zhan fue condenada a cuatro años de prisión por informar sobre el brote de COVID-19 en Wuhan.

"El caso de Zhang Zhan se abrió en Shanghai la mañana del día 28 (de diciembre) y, dos horas después del inicio, el juez tomó la decisión en el tribunal. Según el abogado defensor de Zhang Zhan, Ren Quanniu, el tribunal condenó a Zhang Zhan a cuatro años de prisión", indica la narración de la Red de Defensa de los Derechos Humanos, una organización china.

La red explica que la comunicadora ha publicado anteriormente críticas a la "dictadura de partido único", por lo que la policía la ha entrevistado y amenazado en otras ocasiones.


A principios de 2020, debido a la propagación del virus SARS-CoV-2 en Wuhan, viajó al lugar para obtener datos de primera mano; realizó investigaciones de campo e informó sobre la epidemia, lo cual generó una rápida represión por parte de autoridades comunistas chinas.

La agrupación Chinese Human Rights Defenders (CHRD, por sus siglas en inglés) condenó el "injusto castigo del Gobierno chino a la periodista ciudadana Zhang Zhan. La sentencia de cárcel de 4 años es un desafío a la libertad de prensa y a la libertad de expresión", indicó en Twitter.

La periodista se encuentra en un centro de detención en Pudong New Area, Shanghai. Ha llevado a cabo reiteradas huelgas de hambre y ha sido alimentada a la fuerza, por lo cual su salud es preocupante, indica la Red de Defensa de los Derechos Humanos.

La periodista independiente, empezó a cubrir la respuesta de Beijing a la entonces desconocida enfermedad en febrero pasado.


En sus reportajes, Zhan informó también de la detención de otros periodistas independientes por parte de las autoridades chinas, así como del acoso que empezaron a sufrir los familiares de las víctimas del patógeno, explicó Amnistía Internacional en un informe especial sobre el caso.

La periodista desapareció el pasado 14 de mayo, un día después de que publicó un video en el que criticó la respuesta del Gobierno chino para la contención del nuevo coronavirus, de acuerdo con el Comité para la Protección de los Periodistas.

Las autoridades chinas argumentaron después que Zhan había sido arrestada, formalmente, por "provocar peleas y crear problemas", delito por el que pasará cuatro años en prisión.