Con cohetes, Kim presiona a Trump tras fracaso de la cumbre en Hanói
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Con cohetes, Kim presiona a Trump tras fracaso de la cumbre en Hanói

COMPARTIR

···
menu-trigger

Con cohetes, Kim presiona a Trump tras fracaso de la cumbre en Hanói

bulletDías después de la cumbre que celebraron los mandatarios en Vietnam, imágenes satelitales mostraron que Corea del Norte estaba reconstruyendo un sitio de cohetes que recientemente había desmantelado.

Bloomberg / Youkyung Lee
11/03/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, está enviando señales de que podría disparar su primer cohete en 15 meses. Los observadores de larga data sospechan que está mintiendo.

Dos días después del fracaso de la cumbre entre Jong-un y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el mes pasado, imágenes satelitales mostraron que Corea del Norte estaba reconstruyendo un sitio de cohetes de largo rango que recientemente había desmantelado.

La actividad sugiere que el país podría estar preparándose para lanzar un misil o satélite para para presionar a Trump, a la vez que obtendría datos valiosos para mejorar su capacidad de armas.

"Es una gran apuesta", asegura Jenny Town, editora jefe del sitio web 38 North, enfocado en Corea del Norte. "Si Corea del Norte lanza un satélite, podría descarrilar toda la buena voluntad diplomática acumulada durante el año pasado".

Corea del Norte debe evitar socavar el apoyo para el alivio de las sanciones de China y Rusia. Ambos países, con poder de veto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, aprobaron las sanciones luego de que el país probara bombas nucleares y misiles balísticos, en desafío a las prohibiciones internacionales.

Cualquier lanzamiento sería el primero desde que Kim Jong-un disparara un misil balístico intercontinental en noviembre de 2017, capaz de alcanzar cualquier ciudad de EU, y declarara que su programa de armas estaba completo.

El solo hecho de preparar un sitio de lanzamiento potencial envía un mensaje directo a Trump, quien ha citado repetidamente la decisión de Kim de abstenerse de realizar pruebas de armas para justificar su polémica decisión de involucrarse personalmente con el líder de Corea del Norte.

El ministro de Asuntos Exteriores de Corea del Norte, Ri Yong Ho, aseguró durante una conferencia de prensa después de las conversaciones de Hanói que Kim Jong-un se había comprometido a no reiniciar las pruebas.

"Durante esta cumbre, expresamos nuestra intención de comprometernos por escrito para detener permanentemente las pruebas nucleares y el lanzamiento de prueba de cohetes de largo rango, a fin de aliviar las preocupaciones de EU", declaró Ri Yong el 1 de marzo.

Imágenes publicadas la semana pasada por Beyond Parallel –parte del Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales con sede en Washington– muestran que Corea del Norte está reconstruyendo un sitio para cohetes de largo rango en la Instalación de Lanzamiento de Sohae.

El sitio fue desmantelado en una aparente muestra de buena voluntad después de la primera cumbre de Trump con Kim en junio, y el presidente de EU dijo que estaría "muy decepcionado" si fuera reconstruido.

Un informe separado mostró una mayor actividad justo antes de la cumbre de febrero en una instalación de producción de cohetes llamada Sanumdong, en el área de Pionyang, donde se construyen misiles de largo rango y vehículos de lanzamiento espacial.

Town, quien también es investigadora en Stimson Center, con sede en Washington, dice que es demasiado pronto para saber lo que está haciendo Corea del Norte basándose solamente en imágenes satelitales. El régimen podría estar preparando un lanzamiento real o aumentando su poder de negociación, a sabiendas de que lo que hace es observado por los satélites espías de EU, asegura.

El asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, declinó especular sobre las intenciones de Kim cuando se le preguntó sobre los informes del domingo.

El representante especial del Departamento de Estado para Corea del Norte, Stephen Biegun, también expresó cautela y lamentó la aparente disposición de los analistas de asignar demasiado significado a las imágenes.

"No sabemos si la intención es enviarnos una declaración particular", dijo Biegun este lunes en el Carnegie Endowment for International Peace. "Sigue sorprendiéndome la rapidez con la que muchos se presionan para llegar a conclusiones sobre todo esto".

En lugar de una prueba de misiles, Corea del Norte podría decir que estaba lanzando un cohete para enviar un satélite al espacio. El país ha tomado tales medidas en el pasado, argumentando que está dentro de sus derechos soberanos de operar un programa espacial.