Compañías en China recortan o dejan de pagar salarios a sus empleados por coronavirus
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Compañías en China recortan o dejan de pagar salarios a sus empleados por coronavirus

COMPARTIR

···
menu-trigger

Compañías en China recortan o dejan de pagar salarios a sus empleados por coronavirus

bulletAlgunas empresas han mandado a sus trabajadores de vacaciones, mientras que otras están retrasando los pagos o alegando que no tienen recursos para cumplir con la nómina debido a la caída en la actividad económica.

Bloomberg Por Lulu Yilun Chen y Jinshan Hong
18/02/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Un número creciente de compañías de China han reducido los salarios, retrasado los cheques de pago o dejado de pagarle a su personal, alegando que el costo económico del coronavirus los ha dejado incapaces de cubrir sus costos laborales.

Para frenar la propagación del virus, que ya cobró más de 2 mil vidas, las autoridades chinas y los grandes empleadores han alentado a las personas a quedarse en casa. Los centros comerciales y restaurantes están vacíos; los parques de atracciones y teatros están cerrados; los viajes no esenciales están totalmente prohibidos.

Lo que es bueno para la contención ha sido malo para los negocios. Con las clases canceladas en una escuela de codificación y robótica en Hangzhou, los empleados perderán del 30 por ciento al 50 por ciento de sus salarios. El parque temático Lionsgate Entertainment World en Zhuhai está cerrado, y se les ha dicho a los trabajadores que usen sus vacaciones y se preparen para una licencia no pagada.

"Una semana de vacaciones sin sueldo es muy dolorosa", dijo Jason Lam, de 32 años, quien fue despedido de su trabajo como chef en un restaurante de alta gama en el barrio Tsim Sha Tsui de Hong Kong. "No tengo suficientes ingresos para cubrir mis gastos este mes".

En toda China, las compañías le dicen a los trabajadores que no hay dinero para ellos, o que no deben pagar los salarios completos a empleados en cuarentena que no van a trabajar. Es demasiado pronto para decir cuántas personas han perdido salarios como resultado del brote, pero en una encuesta a más de 9 mil 500 trabajadores realizada por el sitio web de reclutamiento chino Zhaopin, más de un tercio reconocía esto como una posibilidad.

Las congelaciones salariales son una prueba más del impacto económico en el volátil sector privado de China, la parte de más rápido crecimiento de la segunda economía más grande del mundo, y especialmente entre las pequeñas empresas. También sugiere que el estrés se extenderá más allá de los riesgos para la salud y el dolor financiero que conlleva los recortes de empleos y la inestabilidad salarial.

"El coronavirus puede afectar más al consumo chino que el SARS hace 17 años", dijo Chang Shu, economista jefe de Asia para Bloomberg Intelligence. "El SARS consumió el consumo", agregó.

Por ley, las empresas tienen que cumplir con un ciclo de pago completo en febrero antes de recortar los salarios al mínimo, dijo Edgar Choi, un abogado con sede en Shenzhen y autor de Ley Comercial en un Minuto. Para las empresas que no ganan lo suficiente para cubrir la nómina, está permitido retrasar los salarios, siempre y cuando el personal obtenga el dinero que se les debe eventualmente.

Choi dijo que escuchó de miles de trabajadores extranjeros que dicen que sus pagos se redujeron a la mitad este mes o se detuvieron por completo. Eso, dijo, es ilegal. "Muchos de estos empleados son extranjeros, no saben chino. Lo que sea que su jefe les diga, eso es todo. Es fácil para ellos ser intimidados", añadió.

NIO, un fabricante de automóviles eléctricos con sede en Shanghai, retrasó recientemente los cheques de pago por una semana. El presidente de la compañía, William Li, también alentó a los empleados a aceptar unidades de acciones restringidas en lugar de un bono en efectivo.

En la fábrica de Shenzhen de Foxconn Technology, los trabajadores que regresan del receso del Año Nuevo Lunar son puestos en cuarentena en los dormitorios antes de que puedan regresar al trabajo. Se les paga, pero solo alrededor de un tercio de lo que ganarían si estuvieran trabajando.

Sin cheques de pago completos y regulares y pocos lugares para gastarlos en estos días, los consumidores chinos podrían reducir sus gastos a cero, dijo Shu de Bloomberg. Y es posible que no se recupere: por ejemplo, si omiten su café con leche diario durante dos meses, es probable que sigan sin consumir estas bebidas el resto del año.

Con reservas limitadas y menos tecnologías remotas, las empresas más pequeñas que sustentan el vasto sector privado de China son particularmente vulnerables. Entre los esfuerzos más amplios para ayudar a las empresas a mantenerse a flote, los encargados de formular políticas han pedido a los bancos estatales que otorguen préstamos a tasas más bajas a las pequeñas empresas.

En el caso de Pei Binfeng, cofundador de la academia de codificación y robótica de Hangzhou, el brote los obligó a suspender todas las clases presenciales para estudiantes desde jardín de niños hasta el doceavo grado. Con la pérdida de ingresos, la compañía retendrá el 50 por ciento de los salarios para ejecutivos clave y 30 por ciento para otros empleados hasta que se reanude el negocio.

"Lo que enseñamos no es imprescindible para muchos padres, por lo que gastos como este suelen ser los primeros en desaparecer cuando las cosas se ponen difíciles", dijo Pei.

Rick Zeng, subdirector general en el parque temático Lionsgate en Zhuhai, dijo que suspendieron sus operaciones por órdenes del gobierno desde finales de enero. A partir de la próxima semana, parte del personal deberá irse de vacaciones no remuneradas.

En la ciudad de Fuzhou, en el sudeste del país, el gerente del hotel Robert Zhang dijo que todas menos dos o tres de sus 100 habitaciones están vacías. Dos tercios de los empleados están efectivamente en licencia, obtienen un salario pero no como el que están acostumbrados.

"Cuando no hay negocio, no hay salario basado en el desempeño", dijo. “Durante un mes o dos, el impacto no es inmediatamente obvio. Pero si la epidemia dura y el turismo no se recupera durante tres o cuatro meses, nuestros empleados sentirán la crisis”.

Con la asistencia de Colum Murphy ,Shirley Zhao, Bei Hu y Gao Yuan.