¿Cómo va el muro entre EU y México?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Cómo va el muro entre EU y México?

COMPARTIR

···

¿Cómo va el muro entre EU y México?

El gobierno de Donald Trump todavía no ha completado ningún muro nuevo, su gobierno solo ha reemplazado barreas ya existentes.

AP
05/04/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La Casa Blanca dice que el tramo de poco más de tres kilómetros de muro que Donald Trump visitó este viernes es la primera sección del cerco que piensa erigir en la frontera con México.

En realidad, la estructura, que tiene una placa con los nombres del presidente y de los líderes de inmigración y seguridad nacional, es un viejo proyecto de renovación de una barrera ya existente.

Es uno de un puñado de proyectos por valor de mil millones de dólares para reemplazar algunos muros y construir otros de cero.

Trump presenta la construcción de muros, una de sus principales promesas de la campaña que lo llevó a la presidencia, como la solución el creciente flujo de familias que cruzan la frontera. A continuación algunas preguntas y respuesta sobre el tema:

La frontera con México tiene casi 3 mil 600 kilómetros y hay distintos tipos de barreras a lo largo de poco más de mil kilómetros, incluidos obstáculos bajos para impedir el paso de vehículos y cercos altos, de acero, que a veces llegan a 10 metros. La mayoría de estas barreras fueron construidas durante el gobierno de George W. Bush y han sido mantenidas y modernizadas a lo largo de varios gobiernos.

Todavía no ha completado ningún muro nuevo. Su gobierno solo ha reemplazado barreas ya existentes, incluida la que visitaba este viernes.

La construcción de ese pequeño tramo costó unos 18 millones de dólares. Comenzó en febrero del 2018 y fue completado en octubre. Los planes para reemplazarlo datan del 2009, durante la gestión de Barack Obama.

Contratistas han estado preparando el terreno para construir 21 kilómetros de barreras en el Valle del Río Bravo (Grande para los estadounidenses). El Gobierno dice que la construcción comenzará en cualquier momento. También están en proceso de reemplazar 22.5 kilómetros de cercos en San Diego.

“Estamos construyendo el muro, grandes secciones. Vamos a vernos, creo que el viernes, en un tramo del muro que ya ha sido completado, un gran pedazo. Se está construyendo mucho ahora”, declaró Trump a los periodistas el jueves. “Todo avanza bien. Necesitamos el muro”.

Al comienzo de su mandato, Trump pidió la presentación de prototipos de muros para la frontera que fueron construidos en la zona de San Diego a un costo de 300 mil a 500 mil dólares cada uno. Se erigieron ocho prototipos y Trump viajó a la frontera para inspeccionarlos personalmente el año pasado.

Pero fueron demolidos en febrero. Los casi 3 mil millones de dólares que el Congreso aprobó para la construcción de barreras en la primera mitad de la gestión de Trump llevaban la condición de que los diseños estuviesen instalados para mayo del 2017, lo que implicó que no se podían usar los prototipos.

Los prototipos resultaron un espectáculo que reunía a turistas, manifestantes y artistas que proyectaban juegos de luces sobre los muros desde México.

Trump paralizó el gobierno por más de un mes, la paralización más larga de la historia del país, y luego declaró una emergencia nacional para poder conseguir miles de millones de dólares para los muros. El Congreso dejó sin efecto la declaración de emergencia, pero Trump vetó esa medida.

Varias organizaciones radicaron demandas en torno a la declaración y la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi dijo el jueves que los demócratas también planeaban demandar para impedir que Trump se “robase” dinero de programas federales, desviándolo hacia el muro.

El dinero de la emergencia nacional todavía no fue usado en parte porque el Gobierno tiene que gastar primero los fondos ya existentes para el muro. Una demanda podría descarrilar todo el proyecto.

De todos modos, hay varias iniciativas para construir barreras que siguen en marcha.

El mes pasado el Departamento de Seguridad Nacional pidió al Departamento de Defensa que construyese 91 kilómetros de cercos cerca de Yuma (Arizona) y El Paso (Texas), donde se han registrado grandes aumentos en la cantidad de cruces ilegales, sobre todo de familias enteras.