Comic Con de Dubái se ríe del coronavirus con gel antiséptico a la mano
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Comic Con de Dubái se ríe del coronavirus con gel antiséptico a la mano

COMPARTIR

···
menu-trigger

Comic Con de Dubái se ríe del coronavirus con gel antiséptico a la mano

bulletLa edición comenzó el jueves por la noche, y los pasillos del Centro Mundial de Comercio de Dubái se fueron llenando lentamente.

AP
06/03/2020
La Comic Con en Medio Oriente.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos.- Granadas de papel maché y fusiles de asalto de plástico apenas llamaron la atención de los guardias de seguridad en Dubái, donde un funcionario de salud miraba sigiloso por una cámara con luz infrarroja que filmaba a todo el que pasaba, incluyendo Parcas blandiendo guadañas.

¡Bienvenidos a la Comic Con en los tiempos del coronavirus!

La edición de la Comic Con en Medio Oriente comenzó el jueves por la noche en Dubái, una ciudad de rascacielos y clubes nocturnos repentinamente apagada por el brote del nuevo virus por la región. Los Emiratos Árabes Unidos tienen al menos 28 casos confirmados del virus, un pequeño número comparado con los 3 mil 750 casos en la región, pero la preocupación aquí se está incrementando.

A nivel nacional, escuelas y universidades serán cerradas por cuatro semanas a partir del domingo. Los pocos viajeros frecuentes saliendo del Aeropuerto de Dubái, el más ajetreado del mundo para viajes internacionales y casa de la aerolínea de larga distancia Emirates, dicen que nunca lo habían visto tan vacío. En tanto, un montón de grandes eventos, incluyendo la exhibición anual de botes y una exhibición de arte en Dubái se han suspendido.

Pero no la Comic Con. Mientras el actor John Rhys-Davies —conocido por su papel del egipcio Sallah en las películas de Indiana Jones— exhortaba a una multitud a convertirse en cineastas ellos mismos, los pasillos del Centro Mundial de Comercio de Dubái se fueron llenando lentamente.

Para los no familiarizados, cualquiera puede venir a una Comic Con en su ropa de calle. Pero muchos optan por disfrazarse y actuar como sus personajes predilectos del cine, la televisión, los videojuegos y los libros de historietas.

Una sorpresa inicial fue de un emiratí en la tradicional bata kandora, turbante ghuttra y máscara de Némesis de la serie de videojuegos Resident Evil. Tocó una guitarra para instagramers felices. Estaciones de gel anticéptico estaban disponibles a su alrededor.

Los famosos plomeros de Nintendo Mario y Luigi —o mejor dicho, el jordano Bibi Zumot, de 24 años, y el egipcio Mohamed Rashed, de 21— reconocieron que el coronavirus sí les pasó por la mente cuando asistieron. Y si no, “mi mamá, las mamás de mis amigos, las mamás de todo el mundo”, se lo habrían recordado, dijo Rashed.

Por suerte, los plomeros usan grandes guantes. Rashed sustituyó los suyos por dos juegos de guantes de látex, que chasqueó para mostrarles a los periodistas.

“Los guantes funcionan con el tema de Luigi”, dijo Rashed, quien asistió como un muñeco de vudú a su primer Comic Con.

Tanto Rashed como Zumot elogiaron a los organizadores por tener escaners térmicos, gel antiséptico y personal médico a mano para el evento. Sin embargo, Zumot fue un poquito más fatalista.

“¡Si el corona me atrapa, me atrapa!”, declaró ataviado en su braga roja.

Otros asumieron una postura más cautelosa usando mascarillas quirúrgicas que no eran parte de ningún disfraz, o disfraces con protección como máscaras de bandidos que cubrían la mitad inferior de sus rostros. La mayoría parecía despreocupado por las Parcas que se movían entre la multitud al ritmo de la música pop.

Un asistente disfrazado, que solo respondió con gestos cuando fue abordado por un periodista, usó la clásica máscara con pico largo del médico de la peste negra. Esto no evitó que una mujer enmascarada se detuviera a tomarse una selfie con él.