Cifra de muertos en Siria puede llegar a 90,000: Kerry
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cifra de muertos en Siria puede llegar a 90,000: Kerry

COMPARTIR

···
Mundo

Cifra de muertos en Siria puede llegar a 90,000: Kerry

14/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Notimex

La cifra de muertos por el conflicto en Siria puede llegar a los 90,000, advirtió hoy el nuevo secretario estadounidense de Estado, John Kerry, quien pidió al presidente de ese país, Bashar al-Assad, que "ponga fin a esa matanza".

Señaló que esa información la recibió tras una conversación telefónica con el canciller saudita, el príncipe Saud al-Faisal, y que además hay una elevada cifra de refugiados que afecta a los países vecinos que no están preparados para recibirlos.

El jefe de la diplomacia estadounidense hizo sus declaraciones poco antes de reunirse con el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, con quien abordó temas de esa región.

Señaló que el presidente sirio debe iniciar una transición política pacífica hacia un futuro democrático para todos los sirios.
 
La cifra que calcula la ONU es de 70,000 muertos, subrayó Ban, quien indicó que entidades de esa organización están movilizando asistencia humanitaria para los refugiados tanto dentro como fuera de Siria.

Afirmó que millones de refugiados se encuentran tanto en áreas controladas por el gobierno como en las que las fuerzas opositoras ejercen el control.

El secretario general dijo que junto con el enviado de paz de la ONU a Siria, Lakhdar Brahimi, ha instado al Consejo de Seguridad a permanecer unido y "hablar y actuar en una sola voz".

Apoyó además la iniciativa del líder opositor Ahmed Moaz al-Khatib, jefe de la Coalición Nacional Siria, para un diálogo con las autoridades sirias, quien señaló que "es una oportunidad que no podemos perder".

El lunes pasado, tras una reunión con el ministro de Relaciones Exteriores de Canadá, John Baird, Kerry rechazó pronunciarse en torno a la idea, apoyada por su predecesora Hillary Clinton de armar a la oposición en Siria, algo que fue rechazado por el presidente Barack Obama.