China sabe lo que sus ciudadanos hacen: los califica y pone en 'listas negras'
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

China sabe lo que sus ciudadanos hacen: los califica y pone en 'listas negras'

COMPARTIR

···

China sabe lo que sus ciudadanos hacen: los califica y pone en 'listas negras'

Personas que desafían órdenes judiciales no acceden a privilegios, el banco central posee una lista de perfiles crediticios y el Ministerio de Cultura y Turismo impide viajar a quienes se comportan de 'manera incivilizada'; así es el proyecto del sistema de crédito social.

Bloomberg News
10/04/2019
Beijing.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El ambicioso plan de China para asignar puntajes de por vida a los ciudadanos en función de su comportamiento ha despertado preocupación internacional, aun cuando el proyecto sigue siendo incipiente y deben superarse numerosos obstáculos antes de que el experimento pueda implementarse en todo el país.

De hecho, el llamado sistema de crédito social es simplemente una extensión de las innumerables formas en que el gobierno ya califica a sus ciudadanos. A continuación un desglose de los sistemas que China ha implementado.

Las personas que desafían las órdenes judiciales no pueden acceder a numerosos privilegios, como obtener préstamos, comprar vivienda o enviar a sus hijos a colegios privados.

Los jueces deciden quién está en la lista negra, y los individuos pueden apelar para que sean eliminados una vez haya corregido su problema. La Corte Suprema mantiene una base de datos pública con nombres completos y números de identificación de aquellos en la lista.

Para fines de 2018, se había impedido a las personas con deudas incobrables tomar más de 17 millones de vuelos, 5 millones de viajes en tren y se les había impedido actuar como ejecutivos o representantes legales de negocios 290 mil veces, según el tribunal.

El banco central de China tiene en su poder una enorme cantidad de perfiles crediticios que corresponden aproximadamente a mil millones de personas y 26 millones de empresas. Su base de datos incluye información sobre préstamos bancarios, seguridad social, pensiones de vivienda, evasión de impuestos e incluso fallos judiciales.

Las instituciones financieras, desde los cinco bancos más grandes del país hasta pequeñas compañías de préstamos, pueden usarla para verificar las calificaciones crediticias de los ciudadanos, lo que evita que las personas con mal crédito adquieran más deuda.

Los registros se actualizan automáticamente después de varios años y las infracciones se pueden eliminar; no obstante, la frecuencia de estas actualizaciones depende de la gravedad de lo que la persona hizo mal. El sistema es similar a las calificaciones crediticias utilizadas en muchos otros países.

Ant Financial, una filial del gigante del comercio electrónico Alibaba Group Holding, utiliza el sistema de puntuación para rastrear la solvencia de sus clientes. La compañía recibió una reacción violenta de los usuarios cuando descubrieron que estaban inscritos automáticamente en el programa, llamado Zhima Credit en chino, sin ser notificados.

Este puntaje puede afectar un rango de cosas, incluso si los clientes necesitan hacer un depósito para alquilar una bicicleta o si los miembros califican para pedir prestado 500 yuanes (74 dólares) sin intereses.

Por separado, la compañía también proporciona préstamos más grandes, basados en un sistema diferente para evaluar a los solicitantes. Ant sostiene que su sistema es necesario porque muchas personas, especialmente las que viven en áreas rurales de China, no tienen calificación crediticia (ni siquiera cuentas bancarias).

El Ministerio de Cultura y Turismo nombra y avergüenza a los ciudadanos que se comportan de manera "incivilizada" en el extranjero y les prohíbe viajar. Algunas de las ofensas pueden ser pelear, robar, incluso escalar estatuas públicas.

La Administración de Aviación Civil del país ha impuesto prohibiciones de vuelo a aquellos que incumplen las reglas de seguridad de las aerolíneas, después de una serie de incidentes que involucran a viajeros chinos que abren accidentalmente salidas de emergencia.

Más recientemente, las autoridades de los parques de Beijing propusieron usar inteligencia artificial y reconocimiento facial para identificar y prohibir a los turistas que exhiben malos comportamientos en los parques durante el Festival de Qingming o el festivo nacional de barrido de tumbas, informó la estatal Global Times.

La comisión nacional de desarrollo y reforma, que encabeza el plan de crédito social, estableció una rama en 2017 para promover el intercambio de información entre los departamentos gubernamentales y las vastas regiones de China.

En su informe anual de 2018, la comisión dijo que había agregado cerca de 14,2 millones de incidentes a una lista de actividades "deshonestas", pero que más de 2 millones de personas también habían sido eliminadas con éxito de la lista negra. El secretario general adjunto de la comisión, Zhou Xiaofei, advirtió el martes que las empresas con calificaciones crediticias bajas se enfrentarán a medidas disciplinarias, entre ellas una financiación restringida.

Todos estos sistemas podrían, en última instancia, alimentar o influir en la aplicación del sistema de crédito social a nivel nacional que el gobierno quiere establecer en 2020 para determinar si sus ciudadanos se comportan bien y para castigarlos o recompensarlos en consecuencia.

Varias ciudades han estado experimentando con el concepto durante años, y 12 se seleccionaron como pilotos el 1 de enero de 2018.

Se han agregado o deducido puntos a las personas según el comportamiento social cotidiano, como el reciclaje, mantener a sus perros atados y estacionar los autos donde se supone que deben hacerlo. Los gobiernos locales también han adaptado sus propios sistemas para centrarse en los comportamientos particulares que desean abordar.

En última instancia, los datos recopilados de varias listas negras y sistemas de clasificación que ya están en uso podrían incorporarse al programa nacional general. Esta semana, la ciudad de Taiyuan dijo que las infracciones de tráfico se incluirán en las calificaciones crediticias personales, reportaron los medios locales.