China refuerza medidas para contener la propagación del coronavirus
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

China refuerza medidas para contener la propagación del coronavirus

COMPARTIR

···
menu-trigger

China refuerza medidas para contener la propagación del coronavirus

bulletLas autoridades sanitarias del país incrementaron el control de los enlaces de transporte en China y ordenaron un bloqueo casi total de Wuhan, ciudad donde inició el brote.

Bloomberg news
22/01/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

China intensifica las medidas de diagnóstico y los controles para hacer frente al brote creciente de un nuevo virus respiratorio ante el desplazamiento de cientos de millones de personas durante el inminente feriado del Año Nuevo-

Las autoridades incrementaron este miércoles el control de los enlaces de transporte en China y ordenaron un bloqueo casi completo de la ciudad central de Wuhan, donde se originó el coronavirus, ante el aumento del número de fallecidos a nueve.

Los casos confirmados se han ampliado a seis localizaciones fuera de China continental, incluido el primer diagnóstico en Estados Unidos.

Los responsables de salud de todo el mundo están tomando medidas para controlar el virus, similar al SARS, que surgió en el centro de China el mes pasado. La Organización Mundial de la Salud (OMS) decidirá este día si declara el virus una emergencia de salud pública internacional, una designación utilizada para epidemias complejas que pueden cruzar fronteras.

Los inversores mostraron alivio cuando la Comisión Nacional de Salud de China ofreció una exposición detallada de su estrategia en una sesión informativa para desplegar expertos, divulgar información e introducir medidas para contener la enfermedad.

Las bolsas de Asia recuperaron parte de lo perdido en la ola de ventas del martes, mientras que los valores refugio se estabilizaron tras ganancias previas.

China comentó que está tomando medidas a altos niveles por el brote, pero las autoridades reconocieron que todavía tienen dificultades para comprender el patógeno, que ha infectado a varios trabajadores médicos a pesar de los pesados equipos de protección.

“Todavía estamos en una curva de aprendizaje”, declaró Gao Fu, jefe del Centro Chino para el Control y Prevención de Enfermedades. “La enfermedad continuará desarrollándose”. Ya ha cambiado desde las primeras etapas de detección, indicó.

En la sesión informativa, las autoridades chinas dieron a conocer que todavía no había visto pruebas de 'súper propagadores', personas infectadas que transmiten la enfermedad rápidamente a otros individuos, pero no podían descartar que surgieran algunas.

Los 'súper propagadores' desempeñaron un papel clave en la pandemia del SARS hace 17 años, que mató a casi 800 personas e impactó las economías de toda la región.

Ha habido 440 casos confirmados en 13 provincias hasta el 21 de enero, y mil 394 pacientes se encuentran bajo observación médica, precisó la comisión.

Todas las muertes hasta ahora se han producido en Wuhan, una ciudad de 11 millones de personas que fue el epicentro del brote. Los fallecidos son ocho hombres, de edades comprendidas entre los 61 y los 87 años, y una mujer de 48 años, casi todos ellos con enfermedades previas.

Ello sugiere que el virus representa un mayor peligro para las personas cuya salud ya está comprometida, mientras que los niños y los más jóvenes no son susceptibles a la afección con facilidad. Los síntomas del coronavirus incluyen fiebre, tos u opresión en el pecho y dificultad para respirar.

Tanto el virus Wuhan, conocido como 2019-nCoV, como el SARS pertenecen a la familia de los coronavirus, llamados así por su forma de corona. Muchos de estos virus cruzan la barrera entre animales y humanos.

Gao expuso en la sesión informativa de Beijing que la fuente del virus son los animales salvajes que se venden en los mercados húmedos.

Algunos de los primeros grupos de pacientes en Wuhan trabajaron o compraron en un mercado de productos del mar donde se vendían, según se ha informado, animales vivos y partes de animales salvajes.

Una declaración de emergencia de la OMS podría incluir recomendaciones para limitar los viajes o el comercio para frenar el brote.

La agencia ha formado equipos en su sede de Ginebra para estudiar el virus, su propagación y sus síntomas y está enviando un equipo a China para ayudar a recopilar información, según David Heymann, investigador de enfermedades infecciosas en Reino Unido que asesora a la agencia.

Al igual que durante los brotes de SARS y ébola, los cargos de salud y los científicos de todo el mundo están haciendo un seguimiento de pacientes y analizando muestras de saliva y otros fluidos para determinar la causa exacta y la gravedad de sus dolencias.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos ampliaron el control de los pasajeros de las aerolíneas que habían pasado un tiempo en China a los aeropuertos de Atlanta y Chicago el martes, lo que se suma a las mil 200 personas que habían sido examinadas en California y Nueva York durante el fin de semana. No se descubrieron nuevos casos.