Carta de Macron para calmar protestas genera dudas
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Carta de Macron para calmar protestas genera dudas

COMPARTIR

···

Carta de Macron para calmar protestas genera dudas

El representante de los 'chalecos amarillos' dijo que la misiva 'resuelve parte del problema', pero que no va lo suficientemente lejos como para abordar la pérdida del poder adquisitivo.

14/01/2019
Emmanuel Macron, presidente de Francia.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

PARÍS.- Manifestantes del movimiento "chalecos amarillos" y rivales políticos del presidente Emmanuel Macron dijeron este lunes que la "carta a los franceses" escrita por el mandatario no es suficiente para calmar la ira nacional provocada por sus políticas.

En su carta, Macron dice estar abordando las preocupaciones del movimiento a través de un "gran debate" que comenzará el martes con reuniones locales en todo el país. La discusión se centrará en los impuestos, los servicios públicos, el cambio climático y la democracia.

Jeremy Clement, representante de los "chalecos amarillos", dijo a la televisora BFM que la misiva "resuelve parte del problema", pero que no va lo suficientemente lejos como para abordar la pérdida del poder adquisitivo.

Uno de los manifestantes, Jerome Rodrigues, informó a la cadena CNews que Macron no reconoció "la urgencia" de las preocupaciones de los trabajadores con ingresos bajos y de los jubilados.

Otros criticaron al presidente por descartar la restauración de un impuesto a la riqueza en hogares de Francia con bienes por arriba de los 1.3 millones de euros (1.5 millones de dólares). Los legisladores de la oposición también criticaron la carta.

En ella, Macron aseguró que no hay temas prohibidos y enlista más de 30 preguntas.

Indica que Francia debe expresar su opinión sobre qué impuestos deben reducirse, qué soluciones hay para reducir el impuesto a los viajes, la calefacción y los alimentos y si debe considerarse el voto obligatorio y una menor cantidad de legisladores.

También mencionó la posibilidad de introducir una cuota anual de inmigración, aclarando que no se aplicaría para el estatus de asilo.

"No abandonaremos las medidas que debemos tomar... para motivar la inversión y que el trabajo pague más", enfatizó.

El líder francés dijo que el debate ayudará al gobierno a desarrollar políticas y colocar a Francia más arriba en el escenario europeo e internacional.