Cambio climático intensificará daños al Medio Oeste de EU
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cambio climático intensificará daños al Medio Oeste de EU

COMPARTIR

···
menu-trigger
Mundo

Cambio climático intensificará daños al Medio Oeste de EU

bullet

18/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Notimex
 
En Chicago se cumplen 330 días sin una acumulación importante de nieve, una situación poco común relacionada con el cambio climático, lo que trae consecuencias económicas debido a la ausencia de trabajos de temporada y un aumento de homicidios.
 
Este invierno irregular no será el único que se registre en la tercera ciudad más importante de Estados Unidos ya que, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Michigan (UM), en las próximas décadas la región del Medio Oeste sufrirá más frecuentes e intensas olas de calor.
 
El pronóstico incluye para esta zona una degradación de la calidad del aire y del agua, con amenazas a la salud pública, así como tormentas con lluvias e inundaciones dañinas más comunes, que exacerbarán los riesgos ya existentes para los Grandes Lagos.
 
La investigación, que integra el informe federal 'Evaluación Climática Nacional', asegura que la tasa de calentamiento en el Medio Oeste se ha acelerado en las últimas décadas, de tal forma que entre 1950 y 2010 la temperatura promedio aumentó 2 veces más rápido y entre 1980 y 2010 el incremento fue 3 veces más rápido.
 
"El calentamiento ha sido más rápido durante la noche y durante el invierno. Las tendencias son coherentes con los efectos proyectados de las concentraciones mayores de los gases que atrapan el calor y causan el efecto invernadero, como el dióxido de carbono liberado en la atmósfera por el uso de combustibles fósiles", indicó el informe.
 
Las proyecciones de los incrementos regionales de temperaturas promedio para mediados del siglo son de 2.1 a 2.8 grados celsius, mientras que para fines de siglo se elevarían en 3.1 a 4.7 grados celsius.
 
Investigadores de la UM participaron en el documento de más de 1,000 páginas con la evaluación sobre la zona centro occidental de Estados Unidos, en un equipo de 240 científicos que elaboraron el que representa el tercer informe federal de evaluación climática desde 2000.
 
El documento enfatizó que el cambio climático ya afecta a los estadunidenses, son resultado, principalmente, de la actividad humana, y pronostica la intensificación de sus impactos en las próximas décadas.
 
"Se espera que los impactos del cambio climático en el Medio Oeste sean tan diversos como el paisaje mismo. Los impactos ya se sienten en los bosques, en la agricultura, en los Grandes Lagos y en nuestros centros urbanos", señaló el ecólogo Donald Scavia, director del Instituto Grahamn de Sostenibilidad de la UM.
 
Un ejemplo de ello es este irregular invierno, en el cual la falta de nieve mantiene ociosos no solo al equipo municipal que limpia las calles, sino a empresas que se contratan en esta temporada, así como a las pandillas callejeras que aprovechando el buen clima han elevado el número de homicidios.
 
De acuerdo con la autoridad policial, un clima inusualmente templado provoca que más personas salgan al aire libre, lo que contribuye a aumentar la violencia.
 
En el invierno de 2012, cuando las temperaturas se ubicaron hasta 30% por arriba de lo normal, la tasa de homicidios se elevó en 66%.
 
Mientras ciudades como Cleveland, Ohio; Milwaukee, Wisconsin; Indianápolis, Indiana, y San Luis, Missouri, han recibido nieve en cantidades normales, Chicago y sus alrededores padecen por segundo año una mala racha.
 
Durante el invierno pasado, esta ciudad reportó una acumulación de 7 pulgadas de nieve, cuando el promedio es de 14 pulgadas.
 
A la fecha, la acumulación ha sido de 1.3 pulgadas de nieve. El 24 de febrero de 2012 recibió la última pulgada de nieve de acumulación continua.
 
Las precipitaciones pluviales extremas e inundaciones se han hecho más comunes en la región del Medio Oeste a lo largo del último siglo.
 
Se pronostica que las tendencias continúen causando erosión, deterioro de la calidad del agua, e impactos negativos sobre el transporte, la agricultura, la salud humana y la infraestructura, según el informe.
 
El cambio climático empeorará una serie de problemas ya existentes en los Grandes Lagos, incluidos la extensión y distribución de peces, los aumentos de especies invasoras, la disminución de la salud de las playas y el crecimiento de más algas dañinas.
 
En la agricultura las estaciones de cultivo más largas y el aumento de los niveles de dióxido de carbono probablemente incrementarán los rendimientos de algunas cosechas en el Medio Oeste en las próximas décadas.
 
Estas ganancias contrastarán de manera creciente con las cada vez más frecuentes olas de calor, sequías e inundaciones.
 
En el largo plazo se espera que los efectos combinados vinculados con el cambio climático disminuyan la productividad agropecuaria en la región y cambien la composición de sus bosques, empujando hacia el norte el hábitat de muchas especies de árboles típicos.