Cámara de Representantes presenta informe con pruebas sobre escándalo Trump-Ucrania
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cámara de Representantes presenta informe con pruebas sobre escándalo Trump-Ucrania

COMPARTIR

···
menu-trigger

Cámara de Representantes presenta informe con pruebas sobre escándalo Trump-Ucrania

bulletLos legisladores, particularmente los demócratas de la Comisión de Inteligencia, hicieron hincapié en que el mandatario violó su juramento y, además, obstruyó el proceso.

AP
03/12/2019
Actualización 03/12/2019 - 20:48
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La Cámara de Representantes presentó este martes un informe con las pruebas que considera que incriminan a Donald Trump en sus relaciones con Ucrania, las que darán lugar a un debate en el Congreso acerca de si el 45to presidente debe ser destituido.

Los demócratas de la Comisión de Inteligencia argumentan que, con su conducta, Trump violó su juramento y además obstruyó el proceso.

El documento realizado por los demócratas en la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes argumenta que Trump hizo mal uso de su autoridad y que, en el transcurso de la investigación, obstruyó al Congreso al bloquear los procedimientos. Basado en dos meses de pesquisas, el documento detalla evidencias y testimonios por parte de funcionarios y exfuncionarios federales.

“La investigación de juicio político ha hallado que el presidente Trump, personalmente y a través de agentes dentro y fuera del gobierno de Estados Unidos, solicitó la interferencia de un gobierno extranjero, Ucrania, para beneficiar su reelección”, señaló el presidente de la Comisión de Inteligencia, Adam Schiff, en el prefacio del texto.

Al hacer esto, “el presidente puso sus intereses personales y políticos por encima de los intereses nacionales de Estados Unidos, buscó socavar la integridad del proceso electoral presidencial del país, y puso en riesgo la seguridad nacional de Estados Unidos”, se afirma en el informe.

En el texto no se emite un juicio sobre si los actos de Trump a raíz de su conversación telefónica del 25 de julio con el mandatario ucraniano constituyen “delitos y faltas graves” punibles con un juicio político, dejándole esa decisión al Congreso.

Los republicanos han respondido que Trump no tuvo la intención de presionar a Ucrania al pedir un "favor": que investigara al exvicepresidente Joe Biden y otros demócratas. Dicen que la ayuda militar retenida por la Casa Blanca no se usó como palanca de presión, como dicen los demócratas, y que además finalmente se entregaron los 400 millones de dólares.

Las conclusiones servirán de base para que la Comisión Judicial evalúe las posibles acusaciones, en una histórica prueba de discernimiento político en un caso que divide al Poder Legislativo y al país entero.

Los demócratas esperaban convencer a los republicanos que estudiaran la posibilidad de destituir a Trump, pero ahora enfrentan la perspectiva de un atrincheramiento creciente de cada uno en sus posiciones.

Los legisladores tuvieron acceso al informe de la Comisión de Inteligencia el lunes por la noche a puertas cerradas y se aprestaban a votar este si lo envían a la Comisión Judicial para una audiencia crucial prevista para el miércoles.

El presidente de la Comisión, el demócrata Adam Schiff, dice que Trump incurrió en "delito y falta de conducta" merecedoras de un juicio político al retener la ayuda militar a Ucrania para que investigara a Biden en presuntos manejos indebidos.

Para los republicanos, se trata de un mero "fraude" y se alinean con firmeza detrás del presidente. Trump tuiteó sus quejas diarias y formuló una pregunta sugestiva, aunque poco práctica: "¿Podemos ir a la Corte Suprema para detenerlo?".

En un comunicado, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, dijo: “El presidente Schiff y los demócratas fracasaron rotundamente en producir evidencia alguna de que el mandatario se haya comportado ilegalmente”.

Durante la inauguración de una cumbre de líderes de la OTAN en Londres, el republicano afirmó que el proceso de juicio político es un acto “antipatriótico” y “algo malo para nuestro país”.

Señaló que sólo le interesa obtener triunfos en política interna y exterior, entre ellos una reforma de la OTAN para que los miembros gasten más en defensa, pero con frecuencia parece interesado solamente en los hechos del día de la batalla contra el juicio político.

“Ni siquiera pienso en eso”, volvió a insistir el mandatario.

Trump no es el único que ha expresado quejas. El secretario de Estado, Mike Pompeo; el abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone; y la asesora Kellyanne Conway han dicho que la convocatoria fue inoportuna.