Mundo

Brasil identifica una nueva variante de COVID-19 más contagiosa

Los resultados de los análisis fueron depositados el jueves en diferentes bases de datos públicos internacionales y sometidos ese mismo día a la aprobación de una revista científica internacional.

Un grupo de investigadores de Brasil identificó una nueva mutación de COVID-19 que circula en diferentes regiones del país desde hace semanas y que, así como la llamada variante brasileña (P1), es más contagiosa que la original.

La nueva variante fue identificada luego de que investigadores de cinco diferentes centros científicos y universitarios del país realizaran la secuencia genética de 195 muestras del virus recogidos en 39 diferentes municipios de Brasil.

Según el estudio, la nueva variante del virus Sars-CoV-2 posee la mutación E484K en su proteína S, presente en otras cepas y que ya ha sido asociada con una mayor capacidad de transmisión. Se trata de la misma mutación identificada en las variantes brasileña y británica.

Brasil superó a India en infecciones por coronavirus este viernes, retomando el puesto de segundo país más afectado del mundo, mientras se apresura a contener la propagación del virus que está causando estragos en la nación latinoamericana.

El país reportó 85 mil 663 nuevos casos este viernes, elevando el total a 11 millones 363 mil 380. El número de muertes aumentó en 2 mil 216, lo que eleva la cifra a 275 mil 105. Ahora, Brasil solo está detrás de Estados Unidos en muertes e infecciones a nivel mundial.

Si bien una combinación de agresivas restricciones de distanciamiento social y vacunaciones masivas ha provocado que las infecciones disminuyan en gran parte del mundo en las últimas semanas, Brasil atraviesa actualmente la peor fase de la pandemia.

Los casos y las muertes han aumentado después de las reuniones de fin de año y las festividades clandestinas del Carnaval, mientras que las nuevas variantes más transmisible está acelerando el contagio. Los hospitales en todo el vasto país están al borde del colapso, lo que llevó a los gobernadores estatales a imponer toques de queda y cerrar negocios.

Desde que llegó el virus hace un año, los expertos en salud han criticado el rechazo de la enfermedad por parte del presidente Jair Bolsonaro y la falta de una política nacional para combatirla. Las restricciones han variado de una ciudad a otra y, a menudo, se alivian solo para volver a imponerse semanas después. La mezcolanza de políticas tiene poca o ninguna aplicación, lo que reduce su eficacia y prolonga la crisis de salud.

Con información de Bloomberg

Te puede interesar:

COVID-19 estuvo presente en Brasil un mes antes de los primeros casos en Wuhan, revela estudio

Otro efecto del COVID: detectan caso de priapismo (erección prolongada) en paciente grave