Bolsonaro excluye a Maduro de su investidura como nuevo presidente
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Bolsonaro excluye a Maduro de su investidura como nuevo presidente

COMPARTIR

···
menu-trigger

Bolsonaro excluye a Maduro de su investidura como nuevo presidente

bulletBrasil y Venezuela, en tensión durante las últimas semanas, se entramparon ayer en una serie de declaraciones respecto a que Maduro no fue invitado a la ceremonia de toma de posesión de Bolsonaro.

Redacción
17/12/2018
Jair Bolsonaro, presidente electo de Brasil.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Brasil y Venezuela, en tensión durante las últimas semanas, se entramparon ayer en una serie de declaraciones luego de que el futuro canciller carioca, Ernesto Araújo, informara en redes sociales que Nicolás Maduro no fue invitado a la ceremonia de toma de posesión de Jair Bolsonaro, que se celebrará el próximo 1 de enero en Brasilia, lo que de inmediato negó Caracas, asegurando que fue el presidente bolivariano el que rechazó asistir.

“En respeto al pueblo venezolano, no invitamos a Nicolás Maduro a la ceremonia de posesión, no hay lugar para Maduro en una celebración de la democracia y del triunfo de la voluntad popular brasileña”, aseguró Araújo en Twitter. “Todos los países del mundo deben dejar de apoyarlo y unirse para liberar a Venezuela”, agregó el futuro canciller brasileño.

La respuesta

Sin embargo, en inmediata respuesta, el gobierno de Caracas aseguró que fue Maduro quien rechazó asistir a dicha ceremonia por considerar a Bolsonaro como un presidente fascista.

También a través de Twitter, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, hizo públicas las dos notas diplomáticas que el gobierno de Brasil hizo llegar en noviembre al Palacio de Miraflores, sede del gobierno venezolano, invitando a Maduro a la investidura de Bolsonaro.

Asimismo, demostró que fue el propio ejecutivo bolivariano quien rechazó participar de la toma de posesión del presidente electo brasileño, revelando el documento que da cuenta de ello.

“El gobierno socialista, revolucionario y libre de Venezuela no asistiría jamás a la toma de posesión de un presidente que es expresión de la intolerancia, del fascismo y de la entrega a intereses que son contrarios a la integración latinoamericana y caribeña”, dice la respuesta oficial que el ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela hizo llegar a su par de Brasil, el miércoles 12 de diciembre.

Tradicionalmente, los jefes de Estado sudamericanos son invitados a la investidura de los presidentes brasileños.

Los comentarios de Araújo se producen después de que Maduro afirmara el miércoles, sin entregar evidencias, que Estados Unidos lidera un plan, junto a Brasil y Colombia, para asesinarlo e imponer una dictadura en Venezuela, que enfrenta una creciente crisis económica.

Bolsonaro, un anticomunista declarado, ha calificado de “dictadura” el régimen de Maduro en repetidas ocasiones, aunque ha descartado apoyar una intervención militar en el vecino país. “De nuestra parte no existe eso (una intervención en Venezuela). Brasil siempre va a buscar la vía pacífica para resolver los problemas”, dijo el mandatario electo pocos días después de ganar las elecciones.

Brasil, al igual que los demás países de la región, ha recibido importantes contingentes de migrantes venezolanos en los últimos meses. La ONU cifra en 2.3 millones los venezolanos que han salido en los últimos dos años huyendo de la debacle económica en su país.